Secuestro cumpleañero

Creía que este cumpleaños iba a pasar como uno más, sin pena ni gloria, pero me equivocaba. No pensaba celebrarlo, pero, al final, me lo han celebrado. El sábado pasado entraron  mis amigas por sorpresa en casa, me secuestraron mientras preparaba un puré para el enano, y me llevaron a un spa a darnos masajes y, después de reírnos como gallinas en la piscina, nos fuimos de comida y a lo que surgiera. Retomamos las bromas y las investigaciones sociológicas que solíamos hacer todos los sábados sobre la forma de ligar en Navarra. Que, por cierto, no ha cambiado mucho en este tiempo. Nos reímos tanto que al día siguiente nos dolía la mandíbula y estábamos medio afónicas. Era la primera vez que salíamos así desde que me quedé embarazada, y vaya si lo necesitaba. Hasta ese momento no me había dado cuenta de que necesitaba un respiro ni de lo sano que es. Y, al día siguiente, ya estaba al punto de la mañana, y con más ganas que nunca, jugando con el enano. 

30

En once meses, solo he ido una vez al cine, dos de juerga y tres o cuatro a cenar solos. Son cosas que, una vez que eres madre, ya no se pueden hacer como antes (al menos durante el primer año, y ni qué decir que la lactancia lo complica), pero que, en esas pocas ocasiones en que se alinean los astrossaben a gloria. Es todo cuestión de logística: no solo hay que conseguir canguro, que el peque se duerma a su hora y no pase nada raro que no te deje tiempo para prepararte, es necesario haber estado rezando desde una semana antes para que no caiga enfermo y, aunque todo esto salga bien, siempre queda la posibilidad de que te mueras de sueño para las nueve de la noche y el pijama acabe ganando la partida al vestido

Disfruté cada segundo, y, aunque a veces se me iba la cabeza pensando qué estaría haciendo mi pitufo en ese momento, ya estoy pensando en la próxima vez que me secuestren. Porque estas cosas, si las preparas, no salen tan bien. ¡Repetimos cuando queráis! 

Anuncios

2 pensamientos en “Secuestro cumpleañero

  1. Las investigaciones sociológicas son un tema muy interesante, siempre hay nuevas experiencias que aportar.
    Un día perfecto. A ver cuando se vuelven a alinear los astros.

  2. Pingback: Tardes de lluvia en la bebeteca | Y, además, mamá

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s