El empujón de los primeros pasos

Soy de la opinión de que cada bebé sigue un ritmo único, y por eso no me valen comentarios de otras madres como “¿Aún no anda con 14 meses?” o “pues ya debería andar”. A veces, hasta he llegado a creérmelos. Y como ya he cometido el error muchas veces antes de preocuparme porque no se sentaba a los seis meses, porque no le salían los dientes o porque aún no dice nada más que un ma-ma-ma que abarca todo el diccionario, ahora hago oídos sordos.

Si no quiere andar aún, que no ande. No hay ningún adulto que siga gateando. Por eso, cuando me “aconsejan” que ayude al nene a empezar a andar y darle un empujón, no hago mucho caso. Le ayudo a levantarse cuando se apoya en mí para erguirse, o lo llevo de la manita si le apetece dar un paseo, pero sin hacer apenas fuerza, únicamente como punto de apoyo. Tan sólo sigo su ritmo. Los expertos aseguran que no hay que forzar al bebé a andar y desaconsejan los andadores (leer recomendaciones aquí).

En este tema, como en tantos otros de la maternidad, existen las dos posturas: quienes creen que es necesario ese empujón para ayudar al desarrollo del niño (en cuestiones como mantenerse sentado, empezar a gatear o a andar), y quienes no intervienen en el desarrollo, o al menos no tratan de adelantar etapas que inevitablemente van a llegar, tarde o temprano. De hecho, ésta es una de las preguntas que hay que hacer al elegir guardería (sobre todo para lactantes).

Primeros pasos del bebé

Primeros pasos del bebé

La crianza no es una carrera por decir “mi hijo ya anda a los nueve meses” o “pronuncia frases completas desde el año”. No me apuro al ver a bebés más pequeños que mi hijo andando como si llevaran toda la vida haciéndolo, porque ese momento llegará. No tengo prisa, me encanta ver cómo domina el gateo hasta convertirse en un bólido de carreras. Y disfruto de cada paso que da.

El domingo pasado, aprovechando que había salido el sol, fuimos a pasar el día en mi pueblo, situado cerca de los Pirineos. El peque se lo pasó como nunca dando pasitos por el suelo más complicado que podrá pisar: el de un pavimento de piedras redondeadas que se clavan en los zapatos. Todo un desafío para sus pequeños pies. De hecho, los expertos recomiendan que el bebé ande por suelos irregulares como la arena o la hierba, para que sus plantas de los pies se vayan adaptando al terreno.

Era él quien nos pedía la mano para llevarle por las callejuelas estrechas a buscar gatos y gallinas. Caminó más que nunca y acabó tan cansado que por la tarde se echó dos siestas. Y por si fuera poco, en la casa del pueblo se animó a subir escaleras a toda pastilla. Y entre un escalón y otro, se mantuvo casi erguido del todo, él solo.

Se divirtió y estuvo muy cerca de empezar a andar. A su ritmo, sin presiones, se animará a soltarse en cuanto se vea más seguro. ¿Cómo fueron los primeros pasos de vuestro bebé?

Anuncios

12 pensamientos en “El empujón de los primeros pasos

  1. Mi niño empezó a andar con 14 meses y a la semana de hacerlo casi se mata de una caída.
    Yo soy de la opinión de que cada niño es un mundo y no hay que meterles prisa. Unos andan al año, otros a los 14 meses y otros a los 15. Cuando él se vea con seguridad seguro que se lanza… y luego sí que hay que andarse con mucho ojo, que me lo digan a mí…
    Por cierto, Redondo tiene una chaqueta igual, calentita calentita, perfecta para estos lares 🙂

  2. Completamente de acuerdo con lo que dices. Cada niño acaba por aprenderlo todo a su ritmo y en la vida no le va a influir en nada que lo haga unos meses antes o después. Pero hay padres a los que les encanta competir en estas cuestiones, y otros entrometidos que parecen disfrutar echando por tierra los avances de nuestros peques ¡paciencia!

  3. Jo yo no tengo experiencia pero cuando cuidamos del sobrino y lo llevamos al parque o a cualquier sitio si que veo que muchos padres se quieren adelantar y me da pena porque todas las etapas son preciosas como para estar mirando ya a la siguiente

  4. Pero que ganas de comparar!!! cada niño va a su ritmo, a mi también me decían, pero no anda con lo grande que es? (además, cómo es muy alto parece que tiene mas edad), pues no no anda sólo y a ti que mas te da?
    Mi peque dio sus primeros pasos sólo con 14 meses y medio (el día de mi cumple exactamente) pero no se soltó a andar libremente hasta casi los 16, pero nunca me preocupó.
    Para otras cosas va mas adelantado, por ejemplo para el habla.. esque cada uno es distinto.

  5. Ooooh! y cerca de los Pirineos nada más y nada menos, con lo impresionante que son por allí los paisajes!
    Yo creo que hay gente que si no opina de lo mal que lo estás haciendo con tu hijo, explota en mil pedazos. Forzar la llegada de las etapas antes de que correspondan sólo produce frustración, tanto en los papás como en el niño. Así que… has hecho fenomenal 😉

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s