El lío de la genética

Hay cosas que me las tiene que explicar un genetista, a ver si así las entiendo. Cuando estaba embarazada no conseguía imaginar qué físico tendría mi hijo, aunque alguna vez soñaba con su cara. Sólo tenía una cosa clara, que iba a salir moreno de pelo. Con padre moreno y madre con el pelo como un tizón, no cabía duda. Y en la última ecografía, la ginecóloga ya me lo advirtió “prepara el peine, que viene pelón”. Va, y nace medio calvo, rubio y para más inri, con las cejas pelirrojas.

color de pelo y de ojos

Los cuatro pelitos que tenía al nacer se le cayeron al poco. Ahora es castaño y, según cómo le dé el sol, casi rubito. El tema ha dado para muchas coñas, como a ver con qué guiri había estado yo los sanfermines pasados. Menos mal que el nene es clavadito a su padre, su versión mini, porque si no, las bromas habrían sido insoportables.

¿Y cómo es que tiene el pelo claro? Ni idea. Mis hermanos tienen el pelo negro negro, y la familia de mi pareja, igual. Con lo de las cejas pelirrojas (ahora ya no las tiene así) ya me daba la risa. Pobre, debe de ser porque al nacer prematuro sus pelitos se quedaron a medio hacer.

Con lo que sí acerté fue con lo de los ojos. Su padre los tiene marrones, y yo marrones-verdosos. Las quinielas familiares apostaban por mi color, pero yo sabía (ahí sí) que iban a ser marrones, claro. Y me dio la razón. Llegan a salir azules y me caigo de espaldas. ¿Algún genetista en la sala que me explique este lío?

Anuncios

19 pensamientos en “El lío de la genética

  1. A nosotros nos ha pasado lo mismo, tanto mi marido como yo somos de pelo negro. No castaño oscuro, no, negro pero negro. Y en mi familia no hay ni el primer rubio. En la de mi marido hay uno, y son cinco tías a dos hijos cada una. Así que ya me dirás qué probabilidades teníamos de que nos saliera el niño rubio. Pues rubio al canto. Eso si, los ojos negros como tizones. Yo no entiendo nada, si a ti te lo explican por favor, contacta conmigo 😉

  2. Nosotros los dos castaños, él ojos verdes yo marrones; la niña, castaña y ojos castaños-verdosos (lo previsible); el niño, rubio, ojos azules y rizos como Bisbal, le meto en un anuncio de Ikea y se piensan que es sueco 🙂

    A veces la genética viene por los abuelos, mi difunto suegro y mi madre tienen los ojos azules como el cielo, y son rubios … ¿aceptamos pulpo como animal de compañía?

    Besos!

  3. Genetista presente en la sala!!!! Te explico 😉
    El gen del pelo rubio es recesivo, lo que quiere decir que si tienes un gen de rubio y uno de moreno siempre va a ganar el moreno porque es dominante. Si aita y ama son rubios casi seguro que el bebe va a ser rubio, porque los dos tendrían solo el gen para pelo rubio. Si los dos sois morenos hay más probabilidades de que el bebe sea moreno, pero también hay opción de ser rubio, porque los dos podéis tener genes rubio-moreno, y si da la casualidad (1:4) de que se juntan los dos genes rubio, pues niño rubio al canto 😉 Explicado muy básico eh!
    Pero no todo es la genética. La razón por la que muchos niños tienen el pelo claro de bebes y se les va oscureciendo con el tiempo (lo mismo puede pasar con el color de ojos) es la producción de melanina. Al nacer los niveles de producción de melanina (pigmento que da color oscuro tanto a piel, pelo y ojos) son muy bajos, y van aumentando con el tiempo. No se decirte cuando llegan a su nivel máximo.
    ¿Como lo ves? Ahora ya puedes dejar al aita del enano tranquilo, que en san fermines no hiciste ninguna locura 😉

    • Jajajjaj, lo de la locura ya lo sabía yo… ¡Me has dejado boquiabierta! Será cosa de la melanina, porque no creo tener antepasados rubis, ¿quizá una hermana de mi abuela?
      No sabía que te dedicabas a esto. No hay cómo pedir para que te den. ¡Olé por ti!

  4. En nuestro caso pensábamos que iba a tener los ojos marrones claros, como nosotros dos, pero de momento nos ha sorprendido con los ojos azules de su abuela. Veremos si no le cambian en los próximos meses…
    Luego sí que es muy blanquita, como sus papis. Aunque nos cuesta distinguir exactamente el color del pelo, porque según la luz a veces nos parece rubio, otras castaño y otras pelirrojo. Eso sí, es pelona, pelona…como su padre de pequeño 🙂

  5. jajaja, que bueno lo de las cejas pelirrojas y el guiri de san fermines… Mi nenita es rubilla como su padre (aunque ahora es castaño oscuro) y los ojos no se le acaban de poner “normales” están entre marrón y verde.

  6. Pingback: “Me tragué un supositorio” | Y, además, mamá

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s