Nuestra historia de destete progresivo y a demanda

Creo que, después de 15 meses y medio, ya hemos dado la lactancia por terminada. Y digo creo porque a veces el enano busca el consuelo de la teta, pero más por chuperretear y sentirme cerca que porque salga leche. Ya no sale ni gota.

Nuestra historia de destete no ha estado impuesta (afortunadamente) por una vuelta al trabajo ni por ningún factor externo a nosotros. Ha sido tranquila, sin sobresaltos, él ha ido marcando el ritmo y no ha derramado ni una lágrima en el camino. Quizá si haya habido alguna mía, sí, pero de pena al ver cómo ha crecido y al darme cuenta de que ya no vamos a tener más ratos de éstos juntos.

Puede que empezara cuando el enano cumplió los seis meses e introdujimos la alimentación complementaria. Creía que cada puré o papilla de frutas sustituía a las tomas de leche materna, y si lo hubiera hecho de otro modo, dándole primero pecho y después esta comida, seguramente habríamos seguido lactando más meses. Pero lo hicimos de este modo, y mi cuerpo lo notó enseguida. Dejé de tener la leche que tenía hasta entonces y mis pechos volvieron a su tamaño habitual. Tampoco necesité más los discos de lactancia.

pecho

Alrededor del año, nuestra lactancia fue cambiando. Para entonces ya sólo le daba pecho por la noche, después de que cenara y justo antes de dormir (de hecho, se dormía en la teta) y justo al despertar, cuando le apetecía estar piel con piel conmigo y quedarse tumbado un rato más al calor de mi cuerpo. Habíamos quitado la toma de la tarde, porque a él le apetecía más ir a por una galleta que estar un rato en brazos.

Así como ha sido nuestra lactancia, a demanda, ha sido el destete. Si unas noches el enano no quería teta, no la tenía, pero si, de pronto, después de la siesta estaba más mimoso que de costumbre, ahí la tenía. Ha sido tan gradual y tan sencillo porque poco a poco ha ido dejando de mamar y adaptándose a la leche que yo producía.

Los catarros y los mocos hicieron que se perdiera alguna toma por el camino. Empecé a darme cuenta de que cada vez tenía menos leche cuando se despegaba de la teta para pedir agua. Hemos seguido así tres o cuatro meses: un poquito de teta y después agua. Hace dos estaba convencida de que ya no tenía leche,  pese a que él se seguía enganchando. Pero cuando se puso enfermo dos días y no pudo succionar como antes, volví a notar que los pechos me molestaban y se me llenaban como en los primeros meses.

lactancia

Ha pasado un mes de aquello y ya apenas se me pone en el pecho. Ya no quiere teta para dormir (leemos un cuento, le hago unos mimos en brazos, le doy un biberón de agua y el chupete y se duerme), aunque a veces me sube la camiseta por las mañanas para chuperretearme un poco, como haciéndome un cariño. Me acaricia su tetita y me sonríe.

Cuando empecé con la lactancia (conté los problemas que tuvimos y cómo conseguimos salvarla aquí) jamás habría pensado que íbamos a durar tanto. Siempre me imaginé que sería hacia los 5 o 6 meses, y que habría una gran fiesta del destete con mis amigas para celebrarlo. Nada más lejos de la realidad. Ya no quiero fiesta, ni tiene sentido (si la hacemos, que sea por otro motivo). Hasta aquí hemos llegado, y pese a los problemas iniciales, ha sido un placer. Si tengo otro, volveré a intentar que sea una lactancia prolongada.

¿Cuándo fue vuestro destete? ¿De qué manera terminasteis con la lactancia?

(Imágenes de papaija2008 y de Jomphong, de Freedigitalphotos.net)

Anuncios

29 pensamientos en “Nuestra historia de destete progresivo y a demanda

  1. Que bonito que haya sido asi el destete y tan facil y con tanto respeto hacia tu enano. La mia hay dias q no quiere pures ni fruta solo teta y ya tiene 8,5meses..y por la noche me la busca varias veces..pero me gustaria hacer como tu, q ella marque el ritmo del destete…aunque lleguemos a los 3, 4 años…jaja, yo no tengo prisa

    • Pues si no tienes prisa, ¡mejor! Algún día ella te irá pidiendo menos, o no, ¡vete a saber! Yo nunca habría imaginado que esto iba a ser así y estoy muy contenta. Un besico y gracias por comentar 🙂

  2. Enhorabuena por tu preciosa lactancia! Ahora empezará una nueva etapa, diferente pero seguro que preciosa!

    El bichito sigue con la tetita y aunque tiene 19 meses no la veo con ganas de abandonar, jeje!

    Muchos besos!

    • ¡Sí, estoy muy contenta de que haya sido así! Hemos tenido la suerte de que hemos podido hacerlo de esta manera sin la imposición de dejarlo por volver al trabajo, ni por ningún problema o enfermedad. Espero que el vuestro sea así también 🙂 Un abrazo hasta Bulgaria

  3. Animo guapa!
    La verdad es que me ha dado penita ponerme en tu lugar, porque me imagino que lo echaras de menos, pero siendo de la forma tan natural que lo habéis hecho tienes que estar muy contenta. Yo la verdad que de momento no veo el día cerca pero se que tarde o temprano llegará, y espero que llega de forma gradual y sin traumas para ninguna de las dos.
    Un besito enorme!

    • ¡Muchas gracias! Da penita perder ese momento nuestro, pero como dices, ha sido de la mejor manera. Algún día tenía que llegar… Pero es tan mono que ahora me acaricia el pecho como diciendo “guapa, guapa”, y suele seguir levantándome la camiseta para mirar. ¿Será porque es hombre al fin y al cabo o que se acuerda de las tetas? Jajajaj. ¡Muxu!

  4. Enhorabuena por ese destete respetado!!! ojala el nuestro sea igual. Nosotros son 2 años de teta los que llevamos y me da pena pensar que el final seguramente este próximo porque me ha dado tanto la teta!!!!

    Muchos besitos para ti y para el bebé de las galletas, jejejej

  5. Acabo de leer tu post y me he sentido tan identificada contigo… Mi Redondo tiene 17 meses y medio y estamos en ese punto, en ese limbo de la lactancia. Ahora mismo está haciendo una toma por la mañana (desayuno) y otra antes de dormir. Yo tengo leche, pero pienso que poca, no lo sé seguro, y al igual que tu niño, Redondo también me pide agua durante o despues de la teta. Yo veo el final muy cerca y la verdad es que me da mucha penita…
    Pero como dices, hay que quedarse con lo positivo, todo el tiempo que habeis disfrutado de la lactancia y habeis conseguido un destete gradual, natural y sin traumas. Ojalá el nuestro sea así también.
    Un beso!

    • Anda, ¡mira! Pues sí que es el mismo caso. Creo que pide agua porque se queda con ganas de más, pero así entiende también que de ahí ya sale cada vez menos leche. Pues tiene toda la pinta de que el destete será igual de tranquilo y amable, ¡verás! Aún podéis estar unas semanas así, disfruta. Un beso a Redondo y a su mamá

  6. Yo aspiro a llegar tan lejos, aunque sólo sea con las tomas de la mañana y la noche, pero que no se acabe de pronto la teta al empezar con la alimentación complementaria. Me gusta la forma en como habéis llegado este tema, para acabar con la lactancia sin disgustos innecesarios.

    • Si lo planteas bien, la alimentación complementaria no es el fin del pecho. A ver cómo os apañáis, pero puedes seguir dándole muchas tomas de pecho y también completar el puré y las papillas con más teta. Yo suprimí la toma del almuerzo y merienda y después me dí cuenta de que podía no haberlo hecho. ¡Seguro que se os da genial! ¡Gracias!

  7. Da gusto leer historias de destete así. Ayer justo te iba a preguntar…. 🙂 Maite todavía pide teta para la noche, pero si que es verdad que ahora es diferente. Se duerme en ella, pero a no ser que esté nerviosa o algo, mama poco. Y algo impensable! Doa días se ha dormido con su padre y sin teta, algo que pensaba imposible. Quien nos iba a decir que ibamos a durar tanto eh?

  8. Mi peque tiene ahora 13 meses pasados y me está empezando a hacer algún feillo con la teta.
    Ayer por ejemplo después de un buen plato de ajoarriero de la abuela unos poquitos cereales y que había meneo de amigos en casa me la rechazaba yo creo que como los demás, prefería juerga. Pero me ha pasado una ocasión anterior también.
    Me parece ideal como ha sido tu destete, si bien no se si bajar a por leche y bibe a la Farmacia porque supongo que tendré que tener un sustitutivo para poder comenzar a darle biberón si finalmente ya ha llegado su momento.
    La verdad es que estoy un poquito perdida y no se bien como hacerlo de tal manera que no suponga un disgusto para él después de tanto tiempo. Necesito vuestras opiniones y consejos.

    • Mi peque también empezó así, como tú dices, a pasar de la teta en algunos momentos. Es normal, a veces quieren seguir jugando o curiosear.
      A nosotros nos dijeron que no le diéramos leche y biberón, así que pasamos a darle yogures y quesos para desayunar, merendar… El enano rechazaba todos los biberones y el pediatra nos dijo que mejor, porque total hay que volver a quitárselo, y que mejor que se acostumbrara a comer así desde ya. En vez de el biberón de leche con cereales de la cena le dábamos un puré o una papilla más densa de cereales, siempre con cuchara, o yogures, que le encantan.
      Me parece que vas por muy buen camino, dale tiempo y déjale hacer. Y si quieres destetar ya puedes empezar por una toma, poco a poco… Para que tu cuerpo también se acostumbre.
      Espero haberte ayudado aunque sea un poco. ¡Un beso!

  9. Me has ayudado mucho la verdad,
    De momento estoy con 2 tomas, la de la mañana le encanta y esta jamás me dice que no. Así que así seguiremos.
    Lo que no sabía es que no podía complementar leche materna con el bibé, es más, pensaba que como ya toma menos se quedaría con más hambre por la noche y por eso se despierta ultimamente antes por la mañana.
    Por la noche le doy un plato de lo que sea ( le viene bien todo) y cereales pero con agua, no sabe lo que es aún leche en polvo porque después le doy pecho y me parecía un absurdo hacer los cereales con leche de fórmula.
    Seguiremos así pero en lugar de comprar hoy un bibe, me voy a ir de paseo a Antoniutti. Mucho mejor plan!! Un abrazo y mil gracias.

    • ¡Gracias a ti! No es que no puedas, a mí me recomendaron que no. Pero ya sabes que cada pediatra dice una cosa… Puedes probar a darle puré para cenar o un plato de macarrones si le apetece, jeje. Pásalo muy bien en el paseo, yo también me voy al centro 😉

  10. Pingback: ¿Cómo dar leche a los bebés que no quieren tomarla? | Y, además, mamá

  11. Me ha encantado leer tu experiencia, ojala el día que me toque destetar a la peque nos vaya igual de bien que a vosotros, porque realmente es un tema que me preocupa. Con la aficion que le tiene a la teta no se como lo va a llevar, la verdad, pero bueno, intentaremos hacerle frente con mucha paciencia y sobre todo con mucho amor.
    Besos

    • Muchas gracias por tus palabras. Yo tampoco imaginaba que nos iba a ir así de bien, casi de libro, y eso que empezamos con muy mal pie y casi lo dejamos. Sin prisas ni agobios se puede conseguir, eso sí, di las circunstancias (laborales, el entorno) lo permiten. ¡Suerte! 🙂

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s