La elección de la silleta ligera de paseo: probando modelos de manillar corrido (I)

Estas últimas semanas hemos estado estrenando silleta casi cada quince días. Gracias a la tienda Papi, Mami y Yo he podido probar una sillas de paseo para tomar una mejor decisión. Fui buscando una silla ligera para mi pitufo de 15 meses con una característica muy concreta: que no fuera de tipo paraguas, sino con manillar corrido, para poder manejarla con una mano si llueve, estoy usando el teléfono móvil o simplemente tengo al enano cogido de la manita. Tenía ganas de cambiar a una silleta más manejable y que ocupara más espacio, pero no quería perder estabilidad ni comodidad a la hora de empujar sólo con una mano.

Además, para mí era imprescindible que tenga una cesta grande y reposapiés para que se eche buenas siestas, que sea una silla estable y con ruedas grandes (un poco todoterreno), ligera y que ocupe poco espacio plegada (teniendo en cuenta que las de manillar corrido ocupan más que las que se pliegan como un paraguas, como la típica McLaren).

El presupuesto no podía superar los 300 euros, una cantidad importante para una silla ligera, pero que amortizaremos rápido, porque le damos muchísimo uso (muchas siestas se las echa el enano ahí). Belén, de Papi, Mami y Yo, entendió enseguida lo que buscaba y nos habló de dos modelos que se ajustaban a lo que pedía, la Valco Snap 4 (de cuatro ruedas) y la Peg Perego Booklet, que estaban a punto de llegar a la tienda directamente de fábrica.

Después de hablar con Belén, me di cuenta de lo  imprescindible que es asesorarse bien antes de comprar una silla, sobre todo si se trata de un trío (capazo, grupo cero y silla de paseo). Modelos hay miles, y conviene mirar todo muy bien para aprovechar la inversión al máximo. Aún recuerdo cómo, estando embarazada, entré por primera vez a una tienda de puericultura de Pamplona a informarme sobre los carritos y me respondieron diciendo que lo que aquí se llevaba es la Bugaboo, como si no existiera nada más. Ahora, si tuviera que comprar un tres piezas, creo que elegiría la UPPAbaby Vista.

Salí de Papi, Mami y Yo con la sensación de que, si hubiera ido ahí estando embarazada y no a otra tienda, no habría terminado comprando la Jané Rider (Strata Micro) y sí otro modelo que me hubiera gustado más. Porque la Jané me ha gustado mucho como capazo y grupo cero, pero menos como silla de paseo, sobre todo cuando pones ya al bebé mirando para adelante.

Una vez me dijeron que las Jané son como los melones, unas salen buenas y otras no. A la nuestra se le estropeó el freno, y como estas cosas pasan en el momento menos indicado, fue en plenos sanfermines, cuando estábamos viendo los gigantes, rodeados de miles de personas. La silla se quedó frenada y doy fe de que fue toda una odisea sacarla de allí a pulso a 35ºC y haciendo hueco casi a codazos. No me gusta tampoco el tamaño de la cesta, muy pequeño, y su peso. Tampoco la capota del grupo cero, que fuimos incapaces de colocar.

Mientras nos llegaba la silla elegida de fábrica (lo desvelaré en la segunda parte de esta entrada), nos dejaron probar una no muy conocida, la alemana Gesslein Fórmula 4, y que cumplía las características que pedía.

El enano se ha echado buenas siestas en esta silla. Aquí, el modelo en rojo.

El enano se ha echado buenas siestas en esta silla. Aquí, el modelo en rojo.

Detalle de la cesta de la Gesslein F4, en la que cabe todo, y del reposapiés.

Detalle de la cesta de la Gesslein F4, en la que cabe todo, y del reposapiés.

La silla de paseo es cómoda, muy estable y con buenas ruedas (giran 360º). Se maneja muy bien con una sola mano, incluso para hacer los giros y la posición reclinada resulta muy cómoda y confortable para el bebé. La cesta es muy amplia y accesible y, a pesar del cambio, no me disgustó el sistema de frenado, con el pie. El manillar es alto, ideal para nosotros, y se puede poner en el ángulo que quieras. Según he leído en las indicaciones, todo el textil de la silleta es lavable y está hecho y montado a mano. La silla pesa 9 kilos.

El sistema de plegado es sencillo y se despliega en un segundo. Eso es lo que más me ha gustado. No se reduce mucho al plegarse, sobre todo si llevas cosas en la cesta (obviamente), pero al tratarse de una silla de manillar corrido, creo que es lo habitual. Como pegas, le veo que el asiento es ancho y que tiene tanta superficie que resulta un poco incómodo, porque el niño se escurre. Tampoco me gustó el sistema que tiene para inclinar el manillar, es un poco raro y no parece muy fiable.

En resumen, una silla estable y que cumplía todas las características que pedíamos, aunque no nos llegaba a entusiasmar al ver que el niño se escurre del asiento y que el respaldo no es todo lo erguido que me gustaría.

¿La conocéis? ¿Os gustan los modelos de manillar corrido? ¿Habéis tenido las mismas sensaciones que yo con la Jané Rider?

Si quieres saber qué silla elegí finalmente de manillar corrido, pincha aquí.

Anuncios

25 pensamientos en “La elección de la silleta ligera de paseo: probando modelos de manillar corrido (I)

  1. Otra vez, mierda!!!
    Te quería decir que a nosotros nos pasó exactamente lo mismo con la compra de la primera silla. Tenemos una chicco living con la que estuvimos contentos con el capazo y el grupo 0 pro ahora con la silla no nos gusta nada. Es tan difícil acertar a la primera…

  2. me gustaría darte alguna idea pero fuimos directos a la Mclaren, y lo que sí puedo decir es que es muy resistente, pesa muy poco y ocupa poco, q es un poco lo que íbamos buscando. Y aunque parezca una chorrada, yo tendría en cuenta que es una silla que vas a usar cuan ya empiece a andar y que se bajan y suben constantemente, lo digo por la altura de las sillas..

    • Gracias por tu opinión, porque no había pensado en ese detalle y es importante. Aunque la silla que he elegido (y bastantes con manillar corrido) tienen un escalón para ayudar al niño a subirse. Sí es cierto que el asiento está más alto que en las McLaren y eso me gusta, sobre todo ahora que es aún pequeño. ¡Gracias!

  3. Yo soy de Jané Matrix Muum, que es modelo inferior al Ryder. Pesa bastante, y cuando pones la sillita mirando hacia adelante parece que vaya a volcar hacia atrás en cualquier momento (aunque creo que en esto también influye el hecho de que siempre llevo el bolso del carrito tan pesado como si fuese lleno de piedras). Nos decidimos por este modelo de 2 piezas por el precio (mucho menos de lo que cuestan los famosos Bugaboo) y ahora me niego a comprar una silla ligera porque esta aún la hemos usado muy poco tiempo y porque no quiero tener que guardar más trastos cuando la bichilla ya no los utilice.

    • Yo también estuve mirando en su momento la Mum y también llevo el bolso a reventar, por eso miro mucho la estabilidad de la silla. Si os petece, os cambiaréis en un tiempo. Es una inversión importante y da rabia tener que volver a coger después una silla ligera porque la primera es un armatoste. ¡Gracias por contar vuestra elección!

  4. Nosotros compramos como trío el Quinny Mood by Britto, una edición limitada de la que me encapriché. Y no es que me arrepienta por la silla en sí, pero sí por la pasta que nos gastamos en ella (que se gastaron mis padres, mejor dicho), porque al final la hemos utilizado tres veces, ya que la peque no ha querido ir ahí sentada. Y mucho menos tumbada.

    Estaré atento a tu elección final por si llegado el día tenemos que comprar una sillita ligera 😉 ¡Un abrazo!

  5. Conozco a mucha gente que tenía la Ryder y que luego se han comprado silleta ligera… A Papi mami y yo también hemos ido alguna vez, les compramos el saco de la silleta 🙂 Nosotros tenemos una casualplay avant pero siempre que puedo la llevo en portabebé. En silleta a los 10 minutos se pone a llorar…asi que en la mochila vamos disfrutando del paseo en silencio jejeje. Y lo de la Bugaboo…. madre mía parece que no hay otra silleta en Pamplona ni en el mundo!!!!!!! hasta por amsterdam la veíamos, le tenemos manía ya! En una tienda nos dijeron que las tiendas se llevan mucho margen de ventas y por eso la intentan vender a todo pichichi… A mi, 1000euracos me parece un robo! y tb he visto a gente con bugaboo que luego se compra la silla ilgera…pero bueno cada uno con sus dineros jeje. saludos!!!

    • Jajaja, totalmente de acuerdo contigo en tu opinión sobre la Bugaboo, a mí esa silla no me convence. Le veo fallos, para mí es muy baja y cara para lo que ofrece. Y sobre todo, le he cogido manía porque la tiene todo el mundo. ¡Gracias y un besico!

  6. ala!! Así que esta de tester con Belen!! Me alegro un montón.
    MI hermano se va a hacer la residencia del MIR en Iruña y esta tarde vamos a ver pisos, jiji!! A ver si me da tiempo de hacer una visita a Belen, y como de aquí en adelante tendré casa por allí ya nos conoceremos algún día no???
    Muxus!!

  7. No te puedo ayudar mucho, porque no tengo sillita, sólo el carro de Bugaboo y la verdad es que desde que anda no lo usamos mucho. El carro se conduce genial, pero para plegarlo y desplegarlo es un poco infierno y además ocupa mucho plegado… Además al bichito no le gusta mucho, prefiere ir en brazos…
    No tiene mala pinta las que has elegido!

    Besos!

    • ¡Gracias, maja! Sí, la verdad es que lo peor de las sillas de tres piezas es el plegado, un infierno. Mi enano también quiere andar pero por si acaso siempre saco la silleta. No sé cómo lo hago pero siempre acabo cargada: el niño en brazos y la compra en la silleta, jajajaj. Besos

  8. Pingback: La elección de la silleta ligera de paseo (II): Peg Perego Booklet | Y, además, mamá

  9. Yo tengo el uppababy vista, y estoy encantada. He visto la otra entrada con el carrito que has comprado, muy chulo, sobre todo la cesta de abajo, q lo veo imprescindible!!. Una amiga que compró un jané ahora tiene uno muy parecido al tuyo en cuanto a plegado, no es de paraguas, es de tuc tuc y de color parecido.
    Yo de momento creo que me apañaré con el vista hasta q deje de llevar carrito, espero que no se le quede pequeño.

    Besos!

    • No me extraña que con el Vista estés tan satisfecha. Lo recomiendas, ¿verdad? A mí es que me gustan más de manillar corrido, aunque la pega sea esa, el plegado. Pero la Booklet con ese cestón enorme… ¡Me cabe el bolso, la burbuja de plástico, la merienda y todos los juguetes! Se nota que me gusta, ¿no? ¡Gracias por tu comentario!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s