Y por fin se soltó

Por fin el pitufo se ha soltado de mi mano. Ya anda solo, como si nada, por el mundo. Empezó en enero a dar sus primeros pasos, pero no ha querido hacerlo hasta ahora, cumplidos los 16 meses y medio, porque este chico nos ha salido prudente y seguro, quién lo iba a decir. Hasta que no lo ha tenido claro, no ha soltado mi dedo.

El salto a la fama lo ha dado gracias a dos cosas: a las palomas y a una silleta barata de juguete que ya está medio rota. Las palomas han sido el estímulo que necesitábamos. Como si fueran galletas con alas, el gordo se ha lanzado a perseguirlas en pleno enamoramiento. Ni mal que nos han venido. Lo de la silleta también ha sido un flechazo de primavera. Una tarde, cogió el carrito rosa de una amiga y no lo soltó durante una hora entera en la que no dejó de pasear a su muñeca de un lado del otro del parque. Después de contarle a su padre la hazaña, me apareció al día siguiente con una silleta de los chinos (los 7 euros nos han salido muy rentables) pero en su “versión masculina”, o sea, color azul.

silleta azul

La silleta destartalada se ha convertido en su bastón y ha ascendido rápidamente al olimpo de los juguetes junto al mando a distancia. De hecho, no es raro ver que el pitufo pasea dentro de la silleta al mando y a las galletas (pero sólo le dejamos dentro de casa).

Pero con la silleta no han sido todo alegrías. Tuvimos nuestro momento de tensión cuando se rompió una de las piezas en el parque y no se mantenía abierta. Por más que le explicaba al enano que estaba rota y que sólo se iba a dar morrazos contra el suelo, él me gritaba mamamamama (que en su idioma quiere decir todo, porque es lo único que dice), así que tuve que ingeniármelas como pude. Al final, me convertí en mamá MacGyver (mamagyver) arreglando la silleta con un palo (que ahí se ha quedado para siempre). Ni arreglando sola mi viejo forfi me habría sentido más orgullosa de mis dotes de mecánica que en ese momento.

Ahora que se me ha recuperado la espalda de andar encorvada a su lado, me he convertido en la típica mamá guardaespaldas. Aunque lleva dos semanas andando solo, aún no lo domina, y se da golpes y cabezazos a diestro y siniestro. Porque por muy prudente que sea, sigue siendo un niño y tentando a la suerte en cada bordillo.

Estos últimos días he descubierto que a los bebés que empiezan a andar lo que más les gusta es meter los deditos en todos los agujeros que ven, sobre todo en las alcantarillas y las ranuras más sucias, recoger colillas del suelo y tirarse a la carretera como locos. Más me vale seguir de guardaespaldas para no ser una madre negligente, lo de hacer amistades en el parque tendré que dejarlo para la próxima etapa.

¿Cómo empezaron a andar vuestros hijos? ¿También son unos basureros en potencia o les va perseguir palomas?

Anuncios

16 pensamientos en “Y por fin se soltó

  1. Quien te iba a decir a ti que podrías arreglar una sillita de juguete?
    De verdad pienso que las mamás de repente tenemos superpoderes.
    Ahora ya te toca de guardaespaldas unos meses, y también es agotador, porque irá a los sitios más peligrosos y sucios no lo dudes

  2. Y qué bien anda! me encanta la foto de la silleta! Maite también tiene una y es uno de los mejores regalos que le han hecho. Ahora te recuperas de ir encorvada, pero te pasas el día diciendo “no, no, no” “eso no, es caca” porque efectivamente van a por las colillas y las basurillas del suelo como si fuese oro. Pero sin duda, otra etapa fantástica.
    por ciero, me encanta tu momento palo! Olé!! 🙂

    • En el momento del palo me vine muy arriba. Si vieras qué cara de felicidad puso cuando arreglé la silleta… El palo ya no lo hemos quitado. Supongo que será una fase, si no tendré que comprarle una silleta de mayor calidad. ¡Un beso!

  3. Jaja muy bueno lo de la sillita de juguete para usarla como andador!! Y qué apañada tu con el palito!
    Mi hijo se niega a darme la mano, prefiere ir a su bola. Y también recoge basura todo el rato… 🙂

    • Sí, jaja, ya tiene un andador, pero prefiere la sillita como si fuera un taca taca. Lo de las colillas es increíble, las recoge y me las da, no sé qué quiere que haga con ellas. ¡Gracias por comentar!

  4. ¡Olé la mamá MacGiver! y eso de que existan sillitas de muñeca con estampados más “masculino” es todo un acierto, porque siempre andamos sometidas al qué dirán de los colores (a mi bichilla siempre me la confunden con un niño porque me gusta vestirla de rojo…). Qué bien que ya se ha soltado y recorre el mundo solito. ¿Cuándo veré yo estos avances en mi bichilla?

    • Pronto, ¡no te preocupes! A mí no me habría importado la silleta rosa, pero ya sabes cómo son los padres. Y, a pesar de ello, hay señoras mayores que se extrañan muchísimo de que un niño lleve una silleta y se confunden. ¡Un beso!

  5. Jajajajjajaj lo de ser su guardaespaldas ya es para una larga temporada…pero al menos podemos ir erguidas.

    Genial lo de la sillita, jajajjajaja, le tenemos que dar a todos los palos, nunca mejor dicho, para arreglar situaciones como esa.

  6. Felicidades Mamagyver! No todo el mundo arregla una silla con un palo, eh? Menos mal que lo conseguiste, que si el niño se queda sin poder pasear sus galletas y su mando en la silla… uff, no me lo quiero imaginar… ;D

  7. Mi peque tiene 14 meses pasados y creo que todavía tardará en soltarse. Anda muy suelto para comer (sin medida vamos) entre eso y que es bien tranquiote, para andar va aún con las dos manos bien agarradas a nosotros y pinta que tiene de seguir asi… de momento no se suelta más que para trepar ( a las mesas, al sofá, a la silleta, etc….)
    La única que tiene los plazos en su cabeza es la abuela
    (Vosotros para los 12 meses ya andábais nos dice),
    A mi no me preocupa demasiado, porque también empezo a gatear con 11 meses y ahora es campeón en varias modalidades, así que todo llegará….
    Me encanta que hayaís roto los estereotipos de niña con silleta y niño con coches o similares y que encima esté para él en el olimpo de los juguetes.

    • El mérito es de él, que está encaprichadísimo con la silleta, se la tengo que esconder para que no la meta a la bañera, para que veas. Con lo de los plazos no hay que agobiarse, yo tenía muchas ganas de que se soltara y ahora ando como una loca, ¡te aseguro que estaba mejor antes! Muchas gracias por comentar 😉

  8. Ooooh! felicidades! al peque por caminar solito y a ti por esas dotes en mecánica avanzada jaja
    Cuando he leído que perseguía palomas he pensado “ya verás cuando descubra que puede perseguir autobuses…” y después has mencionado lo de lanzarse a la carretera… vaya, que te veo de guardaespaldas total!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s