Bebés en periodos de crisis

Siempre se ha dicho que los niños nacen con un pan bajo el brazo. Y en épocas de penurias, la hogaza es aún mayor. Según un estudio sobre los efectos de la crisis económica en la salud de los recién nacidos, éstos son más sanos cuando la tasa de paro es más elevada, en vacas flacas, pese a todo lo que pueda parecer. “Incluso comparando los hijos de una misma madreaquellos que nacen en épocas de recesión económica nacen más sanos que sus hermanos que nacen en épocas de bonanza“, afirman las autoras del estudio.

Este resultado (aquí más información) se explica porque si la madre no trabaja y dispone de más tiempo libre puede cuidarse y alimentarse mejor, hacer más ejercicio, estar más relajada, y, en definitiva, dedicar más tiempo a su embarazo. Una conclusión que no choca con lo que siempre se ha recomendado a las embarazadas: reducir el estrés, relajarse y cuidarse, sobre todo con una alimentación sana y equilibrada y deporte suave.

Está claro que esta dedicación aumenta si la madre está en paro (sobre todo si cobra la prestación, si no, imagino que su nivel de estrés estará más bien alto), pero será mayor, digo yo, entre las clases medias y altas, no en las rentas más bajas, donde estar en paro significa disponer de menos dinero para alimentarse correctamente y cuidarse durante el periodo de gestación (ni hablar de visitas a una clínica privada, hacer yoga, pilates y natación para embarazadas o de comprarse libros sobre el embarazo).

embarazo-blog

No obstante, el estudio no hace sino volver a señalar lo atroz que es esta sociedad donde la no conciliación afecta mucho a la salud de los bebés aún no nacidos. Para muchas mujeres, el periodo de estar en paro puede ser el ideal para animarse a tener un hijo que, en otras circunstancias, tendría que irse postergando. “Prefiero tenerlo ahora que cuando encuentre trabajo, ya me reincorporaré cuando lo tenga”, me decía una conocida en paro con respecto a su segundo hijo.

Si la economía familiar puede soportarlo y el tener descendencia es una prioridad, es un momento en el que la madre puede aprovechar, sin la presión laboral, para quedarse embarazada. Sin embargo, el problema estará entonces en la reincorporación al mercado laboral.

En mi caso, viví mi embarazo en un periodo de mucho estrés en el trabajo y siempre deseé haber trabajado unas horas menos diarias y haber descansado un poco más. Quizá fue porque acabé con problemas de salud y un bebé con bajo peso y prematuro, pero estoy segura de que con más tiempo libre habría hecho más ejercicio y me habría cuidado más. En cambio, por otro lado, me habrían ahogado las deudas. ¿Dónde está el equilibrio?

Sin embargo, y por casualidades de la vida, quedarme embarazada me salvó de sufrir un ERE de reducción de jornada en mi empresa, y al reducírmela yo para cuidar a mi bebé, de volver a ser incluida en otro segundo y quedar más desprotegida. Ese fue el pan que trajo bajo su bracito mi pequeñín.

¿Creéis que cuando se está en paro es un buen momento para tener un hijo? Si es así, podríamos prepararnos para un aumento de la natalidad, justo en el momento de mayores recortes sociales y en el que escasean las ayudas sociales a la maternidad. ¿Tan mal está planteada esta sociedad? Es el mundo al revés.

Anuncios

40 pensamientos en “Bebés en periodos de crisis

  1. El mundo al revés, si.
    Por un lado lo veo un momento ideal para disfrutar más del bebé, no preocuparte por guarderías, horarios y “conciliación”.
    Lo malo es el riesgo de que luego por tener un hijo no te contraten, el mundo laboral sigue siendo así de injusto.
    Una amiga que justo le acababa el paro a los 8 o 9 meses de la peque encontró trabajo hace 1 mes, de lo suyo y con posibilidad de ir creciendo en la empresa. Aunque da pena llevarla a la guarde, no es lo mismo dejarlos con 6 meses que con 10.
    A ver que dicen los índices de natalidad…

    • Qué suerte ha tenido tu amiga, la verdad. Lo bueno es que ha disfrutado de los primeros meses de su bebé sin preocupaciones y ya se ha reincorporado al trabajo. A ver si se nota que hay más niños, pero no sé yo…

  2. Has clavado mis pensamientos. Es un círculo vicioso que a veces no sabes como resolver: en mi caso me quede embarazada y no me daban la baja pese a amenazas d aborto, edemas insufribles, etc.. Lo que me causó mucho estrés, preocupaciones y poco tiempo para cuidarme (trabajo a turnos) así que me plantee ir a por el segundo si me quedaba en paro o continuo con la excedencia, pero claro, ya serían dos y un solo ingreso, el del Manfriend… Ayyyy, esta conciliación inexistente!! Lo que si es verdad que no se sí será xq la generación de los que tenemos de 25 a 35 años ahora somos muy abundantes y nos hemos puesto a la vez a procrear o porque la mayoría hemos pensado que estando en paro es un buen momento. El caso es que vaya babyboom más bueno!!

    • Jaja, en mi entorno no hay mucho babyboom, pero me alegro de que en el tuyo sí. Es complicado, porque el momento de estar en paro es bueno, si no fuera por la falta de ingresos y el problema de la reincorporación, algo que se podría paliar con ayudas, pero en este momento que vivimos…

  3. Yo no me atreveria a tener un hijo sin tener trabajo, lo siento pero a mi en mi caso me parece una locura. Yo tengo que trabajar para llevar mi familia adelante, y que conste que si pudiera me quedaria en casa a dedicarme solo de mi bebe, pero no es posible… Un abrazo. Tienes un premio en mi blog pasate cuando quieras.

  4. Yo coincido en que España está diseñada del peor modo posible, por lo que sí: estar en paro es la mejor de las situaciones posibles para tener hijos. y lo digo yo, que tenía trabajo y lo perdí cuando se acabo mi baja de maternidad, pero si hubiera tenido que seguir con mi vida laboral ¡la conciliación sería imposible! Hubiéramos visto a la niña un ratito los fines de semana y dormida por las noches. Nada más. Otra cosa es que te quedes sin trabajo y no llegues a fin de mes, porque un bebé genera gastos y al menos yo no soportaría el estrés de pensar que a la niña le pudiese faltar alguna cosa básica (sin ir más lejos esas famosas vacunas que no cubre la Seguridad Social). Pero esto ya es una cuestión personal y cada uno se adapta a su ritmo de vida y de gasto.

    • Sí, toda la razón en que andr con la camisa al cuello con el tema del dinero estresa muchísimo. Coincido contigo, está muy mal diseñado y parece el mundo al revés. Al menos tú dentro de poco vivirás del blog, jeje, o de los dos blogs, vaya 😉

  5. En mi caso fue el momento en que estuve embarazada del segundo. Yo sabía que me podía quedar en paro por los recortes y no me eché atrás con la idea de tener el segundo sabiendo que tenía más de año y medio de paro. Y efectivamente, me quedé embarazada y en el paro el mismo mes. Disfruté mucho del embarazo, también es cierto que los últimos años he trabajado a mi ritmo y que los embarazos los llevo muy bien, y eso se nota. Pero bueno, esto no debería ser así, deberíamos poder tener hijos cdo nos dé la gana!!!

  6. Hay que tener una muy buena situación económica para plantearse tener un hijo con una de las dos personas en paro. Así que entiendo esa noticia, pero a la vez no la comprendo. La mamá jefa se quedó en paro unos meses después de dar a luz. Aún tenemos casi dos años por delante de paro, pero cuando empiece a quedar poco tiempo seguro que empieza nuestra ansiedad y nuestro sufrimiento. Qué sociedad…

    • Sí, lo entiendo, porque cuando se va justo de dinero entran los agobios y es peor. Por eso creo que este estudio se ajusta bien a clases medias y altas, pero no a las más bajas, desde luego. Luego están esos índices de pobreza infantil en España que asustan e indignan…

  7. No seré yo quien contradiga ese estudio, pero sí que tengo mis reservas. En parte por lo que tu comentas. Si una mujer está en paro, sin prestación, el estrés que genera la falta de dinero, sabiendo que un bebé viene en camino, dudo que beneficie el que el bebé nazca más sano que si la mujer lo hubiera concebido en una etapa de bonanza económica. Además, es lo que dices, tampoco se puede permitir “lujos” como simplemente comprarse un libro de información sobre el embarazo. Por otra parte, es cierto que estando en paro es más fácil la gestación en el sentido de que puedes estar más relajada en casa que teniendo que cumplir con un horario estricto y unas condiciones laborales. Pero está claro que esos resultados del estudio son más bien para mujeres de una clase media-alta, que no dependa tanto de los ingresos económicos.
    En definitiva, creo que todo depende del caso de cada mujer. Aunque claro, en los estudios siempre nos engloban a todos y sacan sus propias conclusiones
    No me enrollo más, pero tal y como te he dicho en mi blog, anímate y hazle a tu peque un cuadro con su inicial con los lápices de colores, estoy segura que te saldría muy bien como fue el caso de las galletas, que resultaron ser muy monas 🙂
    Besos!

    • Sí, esas son mis reservas también. Depende de cada familia, sus recursos y cómo se planteen el futuro, pero está claro que en estas circunstancias es aún más difícil.
      Jaja, veré lo del lápices de colores, el problema es sacar tiempo. Y digo yo, la de mina que hay que sacarles para dejarlos tan pequeñitos ;-P

  8. Me he leído parte del estudio, no todo, lo haré cuando tenga algo de tiempo.

    Me da la sensación de que tiene algo de truco. En primer lugar dicen que en épocas de crisis nacen menos niños, por lo que yo me atrevo a pensar si esos padre son los que realmente pueden a pesar de la crisis, y por tanto no nacen bebes que incluso fuera de crisis podrían estar menos sanos. Eso es parte de lo que podría sesgar el resultado. Intentan justificar este sesgo diciendo que han estudiado a hermanos, y que el de época de crisis está mejor, tendré que leerlo con detenimiento.

    Por otra parte también hablan de que han estudiado el peso y la mortalidad. Una mala alimentación puede hacer que el peso del bebé sea mayor y no sinónimo de salud. Y la mortalidad no depende solo de la salud sino también de los medios, si comparamos a bebés de los 90 con los de hoy, a pesar de la crisis, supongo que la mortalidad será menor, claro que también influirá que se intentan salvar bebés con muchas menos semanas de gestación.

    De momento soy muy cautelosa con esas conclusiones.

    • Sí, la comparación entre hermanos es curiosa. No he leído el estudio en profundidad, pero los resultados son muy muy sorprendentes.
      Supongo que lo del mayor peso del bebé por una mala alimentación, como tú dices, ya lo tendrán contemplado, y con respecto a lo de la mortalidad estoy de acuerdo. La anterior crisis con la que comparar fue en el 96, hace mucho tiempo (no había tantos avances) y no era ni de lejos tan dura cómo ésta. Me parece más interesante que se compare con el periodo de bonanza anterior, aunque como bien dices la medicina no estaba tan avanzada como ahora (pero desconozco si la diferencia es mucha)
      En definitiva, sí que me parece que es un tema interesante sobre el que reflexionar, sobre todo desde el punto de vista del embarazo y el mercado laboral: la conciliación y desconciliación y las dificultades para volver a trabajar. ¡Muchas gracias por tu comentario!

  9. Yo estoy viendo muchas embarazadas que están en paro y dan la misma explicación que tu amiga, si me espero a encontrar trabajo no voy a tener el bebé.
    Por un lado es cierto que estas más relajada y tienes tiempo para ti porque estas en casa, pero yo estaría súper agobiada por no tener trabajo y necesitar el dinero si no es en ese momento al año siguiente… No sé, supongo que va en cada uno

    • Sí, lo mismo me parece a mí. Pero si tienes una situación desahogada económicamente y te lo puedes permitir, es perfecto. Como si te cogieras una excedencia para disfrutar del embarazo, algo que muy poca gente puede hacer, claro. Con lo bien que nos habría venido ese cheque bebé de hace unos años…

  10. Qué debate tan interesante…
    En mi caso, sí que me he liado a tener hijos “aprovechando” mi mala situación laboral. Llevo sin trabajo desde 2010, y antes sólo he estado en puestos mediocres, mal pagados, temporales o con muy pocas perspectivas de futuro. Y las ofertas que veo ahora no son mejores (ah, soy licenciada… ¿para qué? Pues no sé). Afortunadamente, papá zombi tiene un trabajo estable y bien pagado, así que por ese lado no hay estrés.
    Me considero una privilegiada porque siempre quise criar yo misma a mis hijos, pero me pone un poco triste pensar que si tuviera necesidad o ganas de reincorporarme al mercado laboral lo tendría muy crudo… Y también me preocupa un poco la posibilidad de que a papá zombi le pase algo o se quede sin trabajo por lo que sea. Hoy por hoy pienso que mi única salida es establecerme por mi cuenta cuando mis hijos empiecen a ir al cole. En fin… Muy lamentable el panorama actual.

    • Entiendo perfectamente tu caso, porque si tus trabajos han sido así, poco tenías que perder. Por suerte te apoyas en papá zombie, esto cada vez es más común.
      Después están las prioridades de cada uno, me parece genial que puedas criar tú sola a tus hijos. Seguro que llega el momento en el que vuelvas a trabajar, quizá de autónoma, como dices, pero bueno, este tiempo que has estado con tus hijos no se paga con todo el dinero del mundo. Muchas gracias por comentar

  11. Qué reflexión tan interesante… Yo estoy trabajando todavía (semana 35 de embarazo) y creo, gracias a Dios, que tengo un trabajo que me va a permitir conciliar de verdad mi vida profesional y la familiar. Si hubiera estado en el paro creo que también habríamos dado el paso del embarazo porque mi marido tiene trabajo, pero reconozco que con mucho más estrés (es agradable poder permitirse ciertos caprichos!)

    Conozco parejas que estando los dos en el paro han ido a por el bebé explicando que es que el reloj biológico no entiende de dinero ni conciliación… Y claro, tienen razón, pero reconozco que yo viviría super angustiada pensando en no tener unos ingresos todos los meses!!

    Claro que, por otro lado, en el punto en el que estamos puedes tener trabajo hoy, fijo, con buen sueldo… Y mañana estar en el paro así que…

    No sé, yo creo que es complicado, que cada familia sabe lo que hace supongo y se planteé bien sus números y posibilidades. De cualquier forma tiene sentido eso de que si no trabajas puedes cuidarte más… Yo, la verdad, he echado de menos varias veces el poder tener tiempo para ir a andar todos los días lo que recomiendan o simplemente poder tumbarme a descansar, posibilidad que sí que tienen las mamás en paro.

    Complicado, eh?

    • Y tan complicado. Yo también eché en falta tener más tiempo libre para andar la ahora diaria que recomiendan y dormir una o dos horas más, jeje.
      Sí es cierto que hay casos de parejas ambos en paro que aún y todo van a por el niño, pero también he oído lo contrario, y es tan triste… Y como bien dices, puedes creer que tienes un puesto estable y de hoy para mañana cambia, eso es así. Por eso siempre digo que si quieres tener un hijo casi mejor no pensarlo mucho, porque nunca es el momento indicado y siempre hay incertidumbres alrededor. Pero a lo loco tampoco.
      Es terrible tener que tener en cuenta tantas cosas. Por cierto, qué suerte la tuya poder compatibilizar bien el trabajo y tu vida familiar 🙂

  12. Yo estoy en el paro sin prestación y mi marido es nimileurista. Por suerte, somos unos buscavidas y tiramos para adelante… Por un lado, yo doy clases particulares (eso acabará cuando nazca la nena). Por otro, pequeñas cosillas que me han ido surgiendo… Y los ahorros ayudan mucho.

    • La actitud de buscavidas, como tú dices, ayuda mucho. Puede que no os agobie tanto como a otras parejas no tener más estabilidad financiera. De todas formas, conociendo tus ganas e implicación, seguro que te salen un montón de trabajos y compaginas bien el cuidado de la nena con las clases 😉

  13. Creo que si estás en paro pero cobras prestación y tienes unos ahorrillos, puede ser buen momento para ampliar la familia. A mi me pasó como a tí, el estres laboral hacía que Iris no cogiese peso, pero lo peor fue que no me libré de que me despidiesen unos días antes de dar a luz. Parí del disgusto tan tremendo que me llevé, bueno no parí me la sacaron de urgencias por un sangrado monumental en la semana 38, ainssssss

  14. La verdad es que es dificil…está calro que la situación ideal para tener un hijo no existe…pero de ahí a aprovechar cuando te quedas en paro…pero por otro lado, yo estaba trabajando y he tenido que pedir excedencia porque era imposible conciliar…

      • Si hija, 3 años de excedencia y me parece a mi que como sigan en ese plan no puedo volver!!!

        los bebés que entienden de crisis??!! ellos con estar con su madre, sin importarle elmotivo, son felices.

  15. Me parece muy interesante este tema. Yo creo que el mejor momento para tener hijios dependerá de cada familia, no creo que sea siempre cuando la madre está en paro. Tengo unos amigos que entre la hipoteca y el coche, han empezado a respirar desde que ella por fin encontró trabajo, con un sueldo sólo estaban muy agobiados… y eso que no tienen hijos.
    Supongo que si se tiene la prestación, el sueldo del papá es bueno y hay un colchón de ahorrillos detrás el paro sí podría ser un buen momento para tener hijos, pero tendrían que darse todos estos puntos. La verdad es que yo lo veo más bien como la excepción, no como la norma.

    • Sí, en ese caso que mencionas es una buena opción. Por eso yo creo que el estudio se ajusta más a las clases medias-altas que a toda la sociedad en general, porque hay casos muy diferentes, desde luego. ¡Qué pases buen finde!

  16. Ufff… creo que es una generalización de la que bastante gente se saldría. Lo primero, porque no es tan fácil como decidir “voy a quedarme embarazada ahora que estoy en paro”, conseguirlo a la primera y que cuando la mujer decida reincorporarse encuentre el trabajo buscado. Tiene sus ventajas, sí, todo tiene sus ventajas y sus inconvenientes, pero está claro que si la mamá está en el paro sin prestación y su pareja tiene un sueldo medio, la cosa se complica. Por no hablar de si la pareja también se encuentra en paro, cosa bastante frecuente hoy en día.
    He conocido mamás que han decidido dejar el trabajo tras el nacimiento de sus hijos porque tenían sueldos miserables por pasar el día entero fuera de casa y no les compensaba gastar hasta el último céntimo de su sueldo en una guardería por las mañanas y una cuidadora por las tardes. Hay situaciones tan diferentes… Creo que lo ideal sería que cada una pudiera decidir, no cuidar a los hijos en casa porque no le quede otra, sino porque así lo hubiera decidido ella. En esta época de crisis, muchas veces no hay decisión posible 😦

    • Lo duro es cuando las dos opciones entre las que hay que decidir son malas… Qué momentos tan complicados vivimos. Es muy triste tener que decidir cuándo tener los hijos según la situación laboral y arriesgarse a no poder tenerlos.

      ¿Algún día cambiará esta situación? Me temo que si es así, será más por los avances médicos que permitan a las mujeres quedarse embarazadas a cualquier edad, más que por que la sociedad haya cambiado y porque haya más ayudas. ¡Espero equivocarme!

      • Eso es lo triste… que encima cuantas más ayudas científicas haya para retrasar la maternidad, más se aferrarán a ellas desde el sector laboral. Una cosa es retrasar la maternidad porque lo decides libremente y otra porque te lo impongan las circunstancias. Eso es de lo más injusto 😦

  17. Esta sociedad no funciona y lo peor de todo es que sufriremos las consecuencias en el largo plazo aunque nadie parece percatarse de momento. Cuando nos daremos cuenta de que los bebés son el futuro de la sociedad…

    Un beso guapa!

  18. Curioso el dato. No sé si será mejor o peor para el bebé, pero lo que sí que veo es que un montón de conocidos aprovechan para tener hijos si no tienen trabajo. Por una parte es peor (económicamente) pero está bien tener más tiempo para ellos.

  19. La verdad es que a mí este tema me trae de cabeza… Me quedo sin trabajo la semana que viene, cuando me falta menos de un mes y medio para dar a luz. Y, sinceramente, le veo muchas ventajas a pasar los primeros meses con mi bebé sin la presión de reincorporarte a las 16 semanas, negociar reducción, etc. (también me hubiera gustado poder elegir y no que me lo impongan). Pero… cuando pienso en el futuro… me entra mucho, mucho miedo. ¿Y si no puedo volver a trabajar de lo mío? Soy periodista… y me imagino que tú sabes que no es la mejor profesión para conciliar :S Ains, cuántos miedos!!! Y qué rabia que la sociedad no nos ayude más 😦

    • Y tanto que lo sé… Según donde trabajes es directamente imposible, así que te entiendo. Disfruta del embarazo y la crianza y no te agobies con el futuro, esperemos que en un tiempo haya más oportunidades de empleo… ¡Ánimo en la recta final de tu embarazo!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s