Bebés con cara de pillo

Es cierto eso de que metes a un bebé en el ascensor y cuando se abren las puertas, todos salen sonriendo. Hay que ser un tipo muy duro para que un bebé no te ablande. Nos pasa como con los cachorritos, siempre nos hacen suspirar de amor. Por supuesto, a las madres nos afecta aún más que al resto de la población. Cuidado con el ataque de hormonas o estaremos deseando aumentar la prole.

Nos gustan sus chichas sonrosadas, sus dedos gordos con hoyitos y sus cabezas despeluchadas. Y más aún su cuerpo serrano. En ningún otro momento lorzas, gorduras, papos y carrillos lucen tanto. Y esto se ve claramente en un día de playa o piscina. Si ves a un bebé desnudo y andando o gateando a trompicones en la hierba, te quedas a mirarlo sí o sí. Y detrás suyo verás una legión de señoras (sobre todo) suspirando.

sonrisa pillo

Pero lo que más triunfa en un bebé es la cara de pillo. Esta cara cotiza muy alto en el mundo de los bebés y da la casualidad de que sé de qué hablo, porque mi hijo la borda. De hecho, le viene de serie (genética de su padre) y no hace más que practicarla, va por la vida con la sonrisa de bandera.

La cara de pillo de libro consta de los siguientes elementos: dos paletas separadas y redondeadas arriba (pueden acompañar o no otro dos incisivos a los lados) que conjuntan con otras dos palitas rectangulares y juntas abajo, dos hoyitos resultones en los gordos mofletes y una baba que amenace con caer en cualquier momento. Es la típica sonrisa que enamora, esa que, aún estando casi oculta por un chupete, hace que no puedes evitar achuchar al bebé sin parar. Los ojos brillantes también acompañan, ¿y qué me decís de cuando ponen morritos y hacen “¡uhhhhh!”? ¿Quién puede resistirse?

¿Conocéis otra cara de pillo de bebé de libro? ¿Tiene tu bebé una sonrisa irresistible?

Anuncios

29 pensamientos en “Bebés con cara de pillo

  1. que gracioso el enano!
    La mía en cambio con gente que no conoce se pone muy seria y parece que esta enfadada, hasta que coge confianza y empieza a provocar al personal.
    Eso si, es una artista del ligoteo y tiene muy buen gusto. Como tengamos cerca una kuadrilla de chicos siempre le pone ojitos al más guapo, en el metro o el bus lo mismo! Pero a los niños de su guarde les aparta cuando intentan darle besos. Es una campeona! jajaja

  2. jajaja, qué sonrisa!!!! que conste que en mi casa Alfonso era el bebé de las sonrisas, pero la cara de pillo de verdad, de “voy a montar alguna gorda enseguida”, la tiene el pequeño, que sonríe a quien le da la gana. Cada uno es un mundo, siempre me pregunto qué les pasará por la cabeza a los niños (bebés) cuando aún no son capaces de dialogar y contar las cosas, un misterio!

    • Esas sonrisas nos tienen a las madres ganadas, ¿eh? Lo de la sonrisa es un misterio, los bebés sonríen incluso en el útero, es un recurso que tienen para socializarse y conseguir lo que quieren generando empatía en los adultos. Será instinto, pero también saben latín con lo de sonreir 🙂

  3. jajaja, esos bebés achuchabes que nos acaban de revolucionar las hormonas.
    El nuestro está comestible cuando sonríe y se le ven sus dientiños pero el caso es que se cotiza caro, es muy raro que sonría a los extraños, como mucho les dice adios jejeje

  4. ¡Pero qué sonrisa más bonita! Mara también pone sonrisa de pilla (o maléfica, que decimos nosotros). Nos lo dice mucha gente. Y a veces se ríe medio de lado que nos hace pensar qué estará tramando… Si es que son tan achuchables y comestibles… #MuerodeAmor

  5. Detecto subidón de hormonas en 3, 2, 1…

    Eso que has dicho del ascensor, a veces los únicos que salen sin sonreir son los padres que llevan a la criatura, todo el personal haciendoles las mil monerías y ellos con una cara de perro…

    • Jajajaj. ¿Se te han subido las hormonas? Sí, y aveces no hace falta ni el ascensor. Hoy me he cruzado con dos madres de recién nacidos y después de estirar cuello me ha dado un subidón hormonal… Jajajaj. ¡Esto es un no parar!

  6. Jejeje qué razón tienes! Con Coquito por la calle…. Todo el mundo para a decirle algo. Ella llama la atención con saludos, chillidos y demás….
    Y todos dicen “qué despierta” y “qué cara pilla”… No falla
    A disfrutar de ellos
    Besos

    • Uf, en esos momentos se pasa mal, la verdad. Yo cuando le riño y se me pone a hacerme tonterías y caras para que no me enfade… me tengo que aguantar y mirar para otro lado, porque es imposible no caer, jeje 😉 ¡Un beso, guapa!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s