Flechazo con la arena (galerna incluida)

Si para los de interior ir a la playa con un bebé ya es una odisea de por sí, que te sorprenda un vendaval parecido a una galerna del Cantábrico, ya es para medalla. El sábado nos aventuramos a pasar el día en la playa de Orio, en Guipúzcoa, un lugar tranquilo que nos encanta y donde siempre hemos pasado buenos ratos.

Aunque siempre que buscamos mar acabamos en Ondarreta, en Donosti, optamos por ir a Orio para estar más tranquilos y aparcar con más facilidad. Era la primera vez que íbamos con nuestro hijo y descubrimos que es un sitio perfecto para bebés y niños. Al lado del aparcamiento de la playa hay un estanque con patos, ocas, pavos reales y otras aves que nos sirvió para entretener al enano mientras descargábamos todos los bártulos del coche. Además, en el jardín pegado a la playa hay un parque infantil enorme, los servicios y duchas están muy bien y los bares de la zona también (buenos y baratos)

playa de Orio

El sábado aprendimos varias cosas: que la silleta viene a las mil maravillas para llevar todos los bolsos (por supuesto, íbamos cargados hasta las cejas) y que en la arena se lleva mejor arrastras que empujando. Esto tuvo que venir a decírnoslo un padre, porque debíamos de llevar el cartel de “primerizos” encendido. Y con respecto a la arena, otras tres más importantes: los bebés están enamorados de la arena, es un flechazo instantáneo, da igual que no se conozcan. Segunda enseñanza: todos se la comen. Creo y espero que ninguno haya muerto por ello. Da igual que le digas que no se come, cuando no miras, arena a la boca, y todos tan felices. Y tercera: el cubo, pala, rastrillo y los moldes del chino no son juguetes vintage, valen su peso en oro. ¡Nunca unos trozos de plástico dieron tanto de sí!

bebé en la playa, arena

El cielo estaba cubierto pero no nos importó, había muy poca gente en la playa y así no tuvimos que llevar la sombrilla. Después de la arena, manchar varios pañales y quedar como un filete empanado, llegó el momento de saltar olas con la consiguiente emoción de los padres, las decenas de fotos que disparó servidora y las quejas del niño porque está fría y le pica la sal. Así estuvimos varias horas, disfrutando muchísimo de nuestro día de playa. Hasta que el padre dijo, “de aquí no nos vamos hasta que nos echen”. El comentario se cumplió, a la hora nos echaron.

Afortunadamente el vendaval (vino sin avisar, claro) nos pilló en la siesta del enano, echado en su magnífica silleta y bien resguardado con la muselina atada en los cuatro costados. El viento se llevó nuestro balón de playa a Sebastopol, volcó las sillas y los bolsos y nos dio una buena paliza de arena que picaba en las piernas. Los primeros que huyeron de la playa fueron los de casa, que ya sabían lo que se avecinaba. Nosotros quisimos aguantar pero huimos a los dos minutos, y menos mal. Allá sólo quedaron unos vecinos de toalla borrachos que repetían “déjalo que sople, déjalo que sople”. Supongo que esa será la frase que habrán puesto en sus lápidas.playa de Orio, Cantábrico, niños

Corrimos hasta el coche y allí empezó lo más divertido, vestir y limpiar a un bebé rebozado en arena y que sólo pensaba en jugar después de la siesta. Aprendimos entonces que es imposible duchar a un bebé lleno de arena con toallitas. Puedes gastar el paquete entero y sigue habiendo arena en sus partes. Así que lo hicimos a lo bruto, había que escapar de allí: con la botella de un litro de agua en el aparcamiento, resguardados del vendaval por el coche. Funcionó, lo cambiamos y gracias a una bolsa de gusanitos enorme que le duró el viaje de vuelta a casa, lo podemos contar. Lo hemos pasado con nota y creo que ya estamos preparados para un largo verano de playa.

Anuncios

34 pensamientos en “Flechazo con la arena (galerna incluida)

  1. ajjaja irte un día de relax y acabar con anécdotas como estas creo que son nuestro pan de cada día!! eso que dices de que se lleva arrastras mejor, que es que vas tu delante del carro? yo he intentado meterlo en la arena y cargado hasta arriba no hay quien lo mueva! lo mejor era llevarlo a pulso hasta la sombrilla

    • Sí, exacto, tú por delante, la silleta detrás y arrastrando en vez de empujando. Truco de otros padres más experimentados ;-). Jaja, la aventura nos sirvió para coger mucha práctica. ¡Muchas gracias por comentar!

  2. Jaja, creo q no acerté con la previsión, el mal tiempo llegó tamb rápido x allí, crei q hasta el domingo librabais,jaja… lo de utilizar la silla para los artilugios es básico, casi siempre van a pesar menos q el niño,jaja. Y tranquila, todo lo q entra, sale, ya habrá echado la arena x donde corresponde,jaja… me alegra q lo de la playa fuera un éxito, ya digo yo q es diversión asegurada!!!

  3. Ay con lo bueno que hacía a primera hora vaya finde que hemos tenido todos con el tiempo jaja al menos pasasteis un ratito… Un beso

  4. jajajaja!!! Me encanta leerte porque casi siempre me parto de risa imaginándome vuestras escenas! La patita come arena cada vez que vamos, y yo lo único que hago es tener agua a mano para ayudarle a pasarla, jiji!
    Las galernas son lo peor, pero los de costa ya sabemos interpretar las señales que dan antes de llegar, así que os teníais que haber ido a la vez que los lugareños 😉
    Y lo de la silla es así, algo más que habéis aprendido. No creo que exista la silla que se empuja bien por la playa, por mucho que en algunas fotos de anuncio aparezcan así no nos la cuelan!

    • Mira, tienes razón, con un biberón de agua la arena pasa mejor. El tío tenía arena dentro de las orejas y encima no se le ocurre otra que ponerse a hacerse ‘guapo, guapo’ y restregarse toda la arena mojada por el pelo. Un niño croqueta.
      Bueno, que no se diga que no aguantamos como unos valientes en la playa hasta el final, jaja, ya sabes que si se trata de echarle huevos… ¡Un beso!

    • jaja, aquello parecía una tormenta del desierto, y el niño en la silleta sin enterarse, qué bien resguardado estaba en su búnker improvisado 😉 Y los padres sufriendo los latigazos de la arena, jajaj

    • jajaja, repetiremos seguro, pero espero que el día no termine con una espantada igual. Ahora ya estamos preparados para luchar contra todos los elementos este verano 😉
      ¡Muchas gracias por tu comentario, guapa!

  5. El truco de arrastrar el carrrito en lugar de empujarlo por la arena lo vi en Salou, en nuestro primer viaje fuera de casa con la bichilla. Aunque yo creo que este verano iremos porteando a la playa, porque no me veo yo con nuestro trasto metido hasta la orilla. El viento en la playa ¡es odioso! Se pone una rebozadita de arena, te pega en los ojos y cuando llegas a casa no para de salir tierra por odas partes.

  6. Jajajajaja me parto!!! a nosotros también nos dijeron el truco de la silleta el año pasado, pero somos tan de interior que ni eso!!!

    Ir a la playa con un bebé es una odisea, y la arena…oye y venga a reponerla…si es mejor que se acabe!!! no hay huevos a quitarla, precisamente de ahí mismo…

    Prefiero piscina, pero vamos, sin dudarlo.

    Besosssssssss

    • Los borrachos no eran locales, eran de muucho más interior, por eso sé seguro que acabaron mucho peor que nosotros, jajaj. Yo también cuento los días para las vacaciones. ¡No nos queda nada! 😉

  7. Lo de la silla arrastrando lo descubrí el año pasado, nada más entrar en la arena y ver que aquello se ancló, miré alrededor y observe como la llevaban el resto, ósea que copie directamente 😉

    Odió la arena pesadísima!!!

  8. Jajajaja! Vaya aventura! ¿Por qué les gustará tanto a los bebés jugar con la arena?
    El bichito sólo ha ido una vez a la playa (el año pasado) y estoy deseando que pueda volver a ir a ver si le gusta…

    Un beso!

  9. las galernas… pues en realidad molan aunque con un bebé no es tan fàcil, supongo 😉
    yo iba a orio, es mi preferida y aûn cada vez que vuelvo a casa voy a pasear por ahî incluso en invierno, me parece la mejor playa!

    • Sí que es chula la playa de Orio, seguro que vamos más veces. Y lo de las galernas, con un bebé es más complicado, pero no te negaré que en el coche nos reimos mucho de la huída. ¡Muchas gracias por comentar!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s