Los niños y los teléfonos móviles: educar con el ejemplo

Desde hace un tiempo me preocupa que mi hijo crea que miro demasiado el teléfono móvil. Ahora que es plenamente consciente y cada día nos sorprende imitándonos y entendiendo a la perfección lo que le digo, empiezo a sentirme mal por contestar whatsapps mientras juego con él o por revisar las notificaciones de Twitter mientras le doy la cena. O simplemente por tener el móvil siempre cerca.

No me gustaría que algún día llegue a sentirse en segundo plano por culpa de nuestros teléfonos o que crea que estoy enganchada a la pantalla. Pero sobre todo, no quiero que me tome como ejemplo y que, dentro de unos años, tenga que ser yo quien le recrimine por no separarse de su iphone en la mesa o mientras hablamos.

Así que cuando me enteré de que Diana González (formadora en temas de Internet, identidad digital, redes sociales y smartphones en las familias) iba a dar una charla en el mum’s on the rocks sobre este tema, corrí a apuntarme. Ella hizo hincapié en que se educa con el ejemplo.

Es incoherente darle a un niño la tablet para que no moleste en una comida familiar y después ponerle restricciones y pedirle que, en el día a día, haga un uso responsable. Así que me estoy concienciando para que me vea usar el móvil el menor tiempo posible. A no ser que tengamos que llamar a la amatxi para contarle cómo le ha ido en la escuela infantil. En ese caso, se lo explico primero para que vea que el smartphone se usa con un sentido. Cómo uso yo la tecnología determinará cómo la utilizará mi hijo.

Y para ello Diana propone una idea muy interesante: un parking de móviles. Un lugar a la entrada de casa donde, además de dejar las llaves, los padres podamos dejar los teléfonos y sólo cogerlos si es estrictamente necesario. Y, por supuesto, tenerlos en silencio al menos un rato. Esto lo estoy hablando con el padre de la criatura, pero sí hemos decidido por el momento que mientras comemos (sobre todo el fin de semana), los móviles estén lejos. La mayor parte de los mensajes pueden esperar, aunque la inmediatez de la mensajería instantánea nos urja a estar siempre conectados.

Se trata de crear buenos hábitos para el día de mañana y ahorrar en conflictos cuando introduzcamos al niño en el uso de Internet. En la charla quedó claro que la tecnología se tiene que introducir en casa y con los padres.  No vale que su primer teléfono móvil sea un regalo de la abuela para su comunión; son los padres quienes tienen que comprarle a su hijo el primer smartphone, porque sólo de esta manera podrán controlarlo y poner normas.

diana gonzalez

Diana González, durante la charla en el mum’s on the rocks.

Educar en qué se comparte

Diana González destacó la importancia de educar en el contenido, en qué se comparte y qué no. “Podemos sentarnos con el niño a subir una foto de nuestras vacaciones a Facebook en la que está su prima y preguntarle si cree que podemos colgarla así o si deberíamos consultárselo antes, por ejemplo”, dijo. Cuidando la empatía desde el principio se fomenta que el niño, después como adolescente, comparta en las redes sociales fotografías, comentarios o bromas que puedan pasarle factura en un futuro.

Y una cuestión que me llamó mucho la atención. Nuestros bebés tienen identidad digital, un rastro de imágenes, comentario y datos que dejamos los padres en las redes sociales sin planteárnoslo. De hecho, un 30% de los bebés tiene perfil en twitter o Facebook sin haber nacido (con su ecografía como foto de perfil) y un 59% de los niños tienen redes sociales antes de los 10 años (a pesar de que la edad legal son 14 años).

Una herencia digital que muchas veces no se puede borrar y en la que no caemos en cuenta, sobre todo cuando después de unos años exigimos que no se suba material sin control. “El mejor control parental somos nosotros mismos. Los padres tenemos la responsabilidad de su identidad digital”, aclaró. Un consejo para todos: cuidado con lo que se comparte en la red, porque se queda ahí y se puede recuperar en el futuro.

– Si quieres más información sobre la charla de Diana González, pincha aquí.

¿Qué os parecen estos consejos? ¿Creéis que los niños nos ven demasiado conectados a la red diariamente?

Anuncios

44 pensamientos en “Los niños y los teléfonos móviles: educar con el ejemplo

  1. Es un tema muy interesante y extenso de tratar. Alguna vez he pensado en ello, porque la mía, a pesar de ser un bebe, se queda con todo y ya le llaman mucho la atención los móviles y la tablet, sobre todo porque nos ve a nosotros prestarles atención a esas cosas. Creo que tendremos que plantearnos lo del parking de móviles, me parece una gran idea!
    Besos

    • Es una idea cojonuda, sobre todo el establecer espacios o momentos (la comida, por ejemplo) donde no entran los teléfonos. Porque si se acostumbran a hacerlo así desde pequeños, ellos se comportarán de la misma manera unos años después. Y sobre todo porque nos da argumentos para las regañinas del futuro, jeje 😉

  2. Bueno… Nosotros la verdad es que, de momento, creo que tenemos ese “riesgo” algo controlado: yo, en mi testarudez tecnológica, sigo sin smartphone; Churri no suele tener el suyo muy a mano en casa, estando la niña, y no dejamos que lo coja. La tablet… bueno, tenemos una, de prestado, añeja, que más bien sirve de pisapapeles… ¡E incluso tenemos la tele apagada durante las comidas, para que asocie y aprenda que a la hora de comer, se come, o se conversa (y ya está), para que así no se convierta en un circo o que sea un futuro motivo de “chantaje”, respecto a la comida.

    Igual somos demasiado estrictos, pero creo que ya tendremos tiempo para ir levantando la mano… No tengo prisa en convertir a la niña en una friki tecnológica, porque sé que llegará (llegaremos) a ello, antes o después, como es lógico. Es inevitable, y está bien, de hecho. Su generación ya ha nacido con este hecho como algo cotidiano.

    Con cabeza, con control… y poco a poco, supongo. La verdad es que no sé si hacemos bien. Tengo muchas dudas con este tema; quizás con este empeño, lo único que logremos es retrasar a la pobre niña respecto a otros niños, que llevan viendo y usando las tablets y teléfonos de sus padres desde que nacen, prácticamente.

    • A mí me ha ocurrido que desde que tengo el blog estoy mucho más pendiente, y no quiero que me pase factura. Con esto de que se pueden contestar comentarios desde el móvil estoy bastante colgada. Pero oye, me parece genial que tengáis el móvil alejado de la niña (¿cómo puedes vivir sin whatsapp? jajaja) ese problema que os evitáis. Nosotros tampoco encendemos la tele, a veces sólo después de cenar cuando el enano está domirdo. De hecho, si alguna vez la pongo por alguna noticia o algo especial, se queda mirando alucinado, no sabe ni de qué va, jajaja. Y si come mal o está protestón sólo ponemos dibujos en el móvil en caso de máxima necesidad, aunque no hace mucho caso. Es un niño que prefiere salir al balcón a ver los coches y autobuses que la tele, jaja. Mira qué barato me ha salido.
      No creo que le retraséis mucho, ya cogerá la avanzadilla. Y si eso, ya tiene el móvil de la madre para enredar en algún momento. 😉

  3. A mi este tema me pone los pelos de punta…UBMF se está criando entre ordenadores y móviles, porque UPMF los necesita para su trabajo (él vive pegado a un móvil), entonces UBMF lo está viendo como algo normal, crece con ello. claro que nos lo pide y claro que se lo dejamos, pero no creo que sea malo de forma responsable. Les ha tocado vivir en era tecnológica por excelencia y eso no lo podemos obviar, ni tampoco crearles una coraza contra todo esto, porque lo tienen que ver como algo normal, como que forma parte de su vida…creo que es peor apartarlo y que en un futuro no lo vean como algo natural, sino como qué será eso que mis padre me ha estado prohibiendo todo este tiempo? y su deseo por descubrirlo no sea de la mejor forma.
    Otras cosas como comer sin tele o ni siquiera ponerles unos dibujos!!?? por qué?? ellos forman parte de la familia y como tal se merecen todo el respeto; si a mi me apetece ver una peli después de cenar o cenar viendo las noticias…por qué no le puede apetecer a ellos???
    La educación por omisión creo que no es bueno, creo que es mucho mejor la educación responsable y natural.
    Siento haberme extendido tanto.

    Besossssssss

    • Claro, tú lo has dicho, de forma responsable. La tecnología forma parte de su vida y no se les puede apartar de ella, pero todo con moderación. En mi caso no comemos nunca con la tele, pero es porque no nos vemos nada los tres y queremos hablar. Ya casi no la ponemos durante todo el día y se nos ha hecho normal estar así. Pero si en algún momento quisiera ver dibujos o una película, cuando sea mayor, claro que se los pondré.
      No hablo de prohibir cosas, sólo de no excedernos ni de adelantar etapas. En mi casa, el problema es que nos ve mucho con el móvil, por nuestros trabajos y porque nos hemos acostumbrado a mirar el iphone todo el rato. Eso es lo que quiero cambiar. A ver si lo consigo 🙂

  4. ¡Gracias por el post! Veo que te han llamado muchas cosas la atención :). Lo importante es no agobiarse con el tema, como en otras cosas de la crianza de los niños. Tenemos que hacer las cosas lo mejor que podamos, pensando, con sentido común, no siempre nos saldrá perfecto, pero de todo aprenderemos y ellos también aprenderán. Vuestra compañía, ahora que son peques, es el fundamento de una educación completa para navegar solitos cuando sean mayores.

    La idea del párking de móviles la comenzamos en el equipo de Generaciones Interactivas en la uni y como muchas familias me han dicho que les funciona, me la llevo desde entonces a todos lados :).

    Creo que fomentando la empatía podemos trabajar este tema de los móviles o Internet, pero sobre todo el de las relaciones personales ya que, en el fondo, no estamos conectados al aparatejo, sino a las personas con las que nos comunicamos.

    Hace un par de días estuve en un cursito de seguridad del menor en Internet donde se centró un poquito más en la parte técnica de la educación en Internet que, si bien no me parece la esencial, es importante conocerla. Os dejo el enlacico por si os viene bien para ampliar info: http://bit.ly/1Bu1yUH.

    Gracias y en lo que pueda ayudar, ¡aquí estamos!

    • La charla me abrió mucho los ojos y además llegó en un momento en el que necesitaba un poco de orientación, por eso estoy tan contenta. Lo importante es que he visto qué hago mal y que lo puedo corregir. Que sepas que lo del parking de móviles ya lo estoy llevando a cabo, jeje, pero creo que tomaré alguna medida más. Y como decías, hay cosas que aún me pillan lejos, pero está bien sentar las bases y tener una orientación para el futuro. Muy interesante el link, muchísimas gracias por poner este enlace para ampliar la información. ¡Gracias, guapa! Y por cierto, mira que nos conocíamos, pero ha sido un placer conocerte mejor 🙂

      • ¡Igualmente Idoia! Me encantó charlar contigo tranquilamente y conocernos, eso es. A veces, cuando de pronto te sientas a escuchar a alguien que aunque conoces, te habla de su vida, la vida de verdad que digo yo, ¡descubres tantas cosas! Contigo también me pasó :).

        Ánimo con las medidas, jeje, pero sin presión. Es guay poder conectarnos y la tecnología nos facilita muchísimas cosas inimaginables a veces hace solo 5 años, así que sabiendo esas bondades es más fácil evitar lo que no nos convence.

        Un beso!

  5. La verdad es que en mi casa la tecnología forma parte de nuestra vida diaria, pero si le das un buen uso puede ser una herramienta muy útil.
    Este es un tema que seguro que necesita ser analizado al detalle.
    Un abrazo y muy bueno el post!

  6. Ayyy, dichoso móvil!!’ Me pasa lo mismo, q si contestar whatsaap, ver facebook…pero con lo bien q viviamos sin imternet en el móvil!!!!! En las comidas ya lo tengo prohibidisimo!!!!
    Sobre los bebés, niños y fotos, yo intento evitar q se reconozcan sitios q frecuentamos (tipo colegio) y no se ve el escudo del uniforme. Es difícil controlarlo pero algunos detalles es importante tenerlos en cuenta!

    • Con el blog y las notificaciones es imposible no echarle un vistazo de vez en cuando, ¿verdad? Conviene pararse a pensar en estas cosas de vez en cuando. Qué tranquilos se vivía en aquellos tiempo, pero y qué desconectados ¡Muchas gracias!

  7. Yo solo utilizo el teléfono para las redes o algo que no sea llamar si el peque está dormido y si no sí tenemos que llamar pongo el manos libres para que se de cuenta. En casa igual. Veo padres con el bebé en un brazo y el móvil en el otro y me pongo enferma. Como dices aprenden con el ejemplo que van a aprender esos niños? Creo que la gente l da muy poca importancia al tema, pero a mi me parece muy importante. Buen post! Un besito

    • Es un tema gordo, muy importante, y lo va a ser cada vez más, sobre todo conforme crezcan los hijos. Porque la tecnología está ahí y pronto nos van a superar en su uso y dominio. El ejemplo es súper importante. ¡Muchas gracias!

  8. Es verdad que si nosotros estamos enganchados luego no podemos pretender que nuestros hijo no lo vayan a estar!! Es como lo de no darle azucar y luego nosotros atiborrarnos delante suya jajaja. Lo del parking de moviles los vamos a poner en practica…sobretodo yo que vivo pegada al movil donde recibo pedidos de la tienda online… Me voy a comprar un despertador y dejar el movil en otra habitacion por la noche jaja. Haizea sabe que no puede ni tocar mi iphone jeje lo ve lo coge y me lo da 🙂 y ella tiene uno solo para ver videos en el coche para evitar que llore… A ver si conseguimos introducirles bien en el mundo tecnologico (luego nos daran mil vueltas jeje)

    • Cuando en la charla mencionó lo de mirar el móvil antes de acostarse y nada más levantarse me sentí muy reflejada y fatal. Yo también me voy a hacer con un despertador para la mesilla y así de paso quito las ondas que me sobrevuelan la cabeza por las noches, jaja. ¡Muchas gracias por el comentario! 🙂

  9. Interesantisimo tema. La charla tuvo que estar genial. Nosotros muchas veces también tenemos que controlarnos. Y eso que yo soy poco de whatsapp. Pero al final entre notificaciones e historias te pasas el día con el móvil en la mano. Y al final eso es lo que ven nuestros peques y lo que luego copiarán. Así que me apunto la idea del parking de móviles. Me parece genial. Por cierto, me he quedado loco con la estadística del número de bebés con perfil en redes sociales. ¡Desconocía que la gente hiciese eso!

    ¡Un abrazo!

  10. que buena idea del parking de moviles! yo estoy implementando una “desintoxicacion” digital en casa..intentando entretenerlas con algo que no tenga nada que ver con telefonos, tablet o tele…porque son muy televitas ambas. cuando entre semana estoy con ellas el telefono solo me lo ven para hacer fotos..pero el fin de semana cuesta mas, que al papa le gusta muuuucho esto del smartphone.

  11. Me parece un tema súper interesante… y complicado. Creo que todos los extremos son malos y, desde mi punto de vista, no está bien que estean todo el día pegados a teléfonos/tabletas/ordenadores pero tampoco está bien restringir su uso al 100%.
    Por supuesto, yo cuando estoy con mi hijo intento estar completamente con él y dejar de lado el móvil. Pero también es cierto, que hay días que jugamos los dos juntos un rato con el ipad, o le ponemos los dibujos que le gustan en el ordenador o la tele…
    Con lo de las redes sociales me has dejado de piedra… yo que soy super paranoica con eso y que casi no cuelgo fotos de Redondo en nigún lado… como mucho de espaldas o pixelado.
    Recuerdo que cuando nacío Redondo, un amigo lo vino a ver al hospital y ese mismo día puso una foto suya ne el facebook… me fastidió muchísimo tener que pedirle que la sacara. No me gustó nada pedírselo, pero menos me gustaba que estuviera ahí una foto suya…
    Menudo rollo te he soltado!! Pero es que el tema me parece súper interesante 🙂

    • Me parece normal que te supiera malo que colgara una foto de tu recién nacido sin permiso, qué menos. Creo que lo importante es hacer las cosas con cabeza, midiendo lo que se hace y siendo consciente de ello, casi nada, ¿no? El tema tiene tela 😉

  12. La verdad es que si es un tema que da que pensar, porque muchas veces no nos damos cuenta y empleamos mucho el móvil cuando estamos con la peque! Me parece muy buena idea lo del párking de móviles! También intentar restringir el uso en casa a cuando está Morlita dormida. Aunque bueno esto de los móviles es aplicable también a otros ámbitos, a mi me da mucho coraje ir a tomar algo con amigos y que de pronto te des cuenta que la mitad de la mesa está dale que te dale con el móvil! Al final te cuentas mas cosas por wassap! Vi una iniciativa que me gustó en este sentido, parecido a lo del parking de móviles, en una mesa con amigos pones todos los móviles boca abajo en el centro de la mesa y al primero que lo coja y lo mire paga la ronda! Y es que al final los móviles si nos fijamos desde que tienen Internet ocupan bastante tiempo en nuestro día a día!

    • Jaja, qué bueno lo de pagar la ronda, es genial. Una idea muy buena para poner en práctica. Lo que has contado tiene un nombre, phubbing (me enteré el sábado) y cada vez es más criticado, porque eso pasa y mucho. Gracias por tu comentario 🙂

  13. Puff, tienes toda la razón, pero qué difícil! Nosotros nos resistimos mucho al smartphone por estos motivos y hasta este año no tuvimos, y ahora estamos enganchados totalmente, y la verdad no me gusta nada… Mi peque aún no entiende nada, pero la fascinación que le crea ya el teléfono móvil estoy segura de que viene por vernos a nosotros con demasiado interés por este objeto. Mejor usarlo sólo en el cuarto de baño!

    • Jaja, todo el día encerrados en el baño… Sí, es que tiene que ser fascinante ver que tus padres están engachados completamente a un cuadradito negro del que salen fotos, imágenes, voces… La suerte es que mi hijo no le hace el más mínimo caso, quizá porque le ha cogido manía, vete a saber. Es un tema complicado pero en el que es importante caer en la cuenta de lo que hacemos y ponerle un poco de freno, sobre todo por eso de dar ejemplo.
      Muchas gracias por pasarte por aquí y dejar un comentario 🙂

  14. Me ha parecido un post de lo más interesante. Yo reflexiono sobre ello a menudo. Lo del parking de móviles me parece genial y estoy de acuerdo con que la tecnología la regalen los padres, que así pueden decidir cuándo y cómo se introduce. La verdad es que me encantan las tecnologías. La tablet, el portátil y el smartphone forman parte constante en mi día a día. Y es verdad que desde que tengo el blog, yo también lo consulto más.
    Pero en casa el móvil no se usa durante las comidas y no sólo por el niño. Me parece de muy mala educación, la verdad. Facebook no lo tengo ni lo quiero y no cuelgo fotos de mis hijos en la red bajo ningún concepto. Es su imagen, no la mía, y lo que poner en la red aquí se queda para siempre y no quiero que ellos tengan que reprochármelo en un futuro.

    • Genial que tengas las ideas tan claras. Yo a veces no lo tengo tan claro, por ejemplo con facebook, pero lo importante es tener una orientación y dar pasos en la buena dirección. Lo de sin móviles en la comoda es muy buena iniciativa. Y la del parking también, yo he empezado por ahí y mucho mejor. ¡Muchas gracias por tu comentario! 🙂

  15. Gracias por este post! Justo ando pensando en ello estos días, que me he dado cuenta que ha empezado a llamar mi atención cuando cojo el teléfono para contestar o leer cosas. Antes muchas veces miraba el twitter o facebook mientras le daba el pecho. No siempre pero algunas veces. Eso ya lo quite porque me parecía que estaba interrumpiendo nuestro momento. Cua ndo era mas pequeño no se enteraba mucho en las tomas largas que se quedaba dormido. Pero ahora ya es otra cosa. Pero últimamente tiene el movil como si fuera un tesoro. Si lo consigue coger es su mejor juguete. Y eso es porque ha visto que no voy a ningún sitio sin el. Aunque sea un segundo pero lo miras… y se queda con todo. Creo que montaremos un aparca moviles de esos en casa.

    • ¡Muchas gracias a ti! Me alegro de que te haya servido tanto como a mí. Yo también miraba el móvil en las largas horas de pecho, pero era muy pequeñín. Más adelante era imposible. Se enteran de todo y se quedan con todo lo que hacemos, por eso es tan importante nuestro ejemplo. Qué bueno que sean tan pequeños y que podamos empezar con esto casi desde cero 🙂 ¿verdad? Muchas gracias por tu comentario

  16. Pingback: Fotos oficiales del #mumsontherocks y más | Primer Encuentro de Mamás y Showroom Infantil

  17. ¡Qué interesante! Me ha encantado el post! El tema de los móviles tiene mucho peligro… El mío es un bebé de días todavía, pero me ha hecho reflexionar… tengo que soltar el móvil y dejar de hacer fotos y mandarlas por whatsapp!! Y lo de la identidad digital yo lo tengo bastante en cuenta… Me he quedado alucinada con el tema de los perfiles de niños no nacidos… ¡No me lo podía imaginar! Enhorabuena por el post! Un abrazo

  18. Me parece súper importante te tema. Nosotros somos muy pro tecnología porque trabajamos los dos en temas internetianos 😛 y queremos que eso forme parte de su vida… Pero sin pasarse, claro! Es complicado, la verdad, pero hay que intentar ser conscientes y racionalizar el uso, explicándoselo a él y dejar de ser autómatas 🙂

    • Es un temazo, ¿verdad? Lo importante es ser muy conscientes de lo que se hace delante del niño, porque lo absorben todo, y empezar a marcar unas pautas en casa para que no haya excesos. Pero me viene también bien para ser consciente de que no debo engancharme al móvil y que es sano tener tiempos libres en los que puedo tenerlo apartado o incluso apagado. Cada vez lo pongo más en práctica y estoy contenta 🙂

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s