Los cien usos de las muselinas

Uno de los regalos a los que más partido saqué durante las primeras semanas de mi hijo fue una colección de pañitos de gasa de algodón que me regaló mi madre cuando estaba embarazada y que no sabía ni para que servían. Pero en cuanto empezamos con el pecho le encontré muchísimos usos. Me los ponía al hombro a la hora de sacarle el provecho a mi bebé, le limpiaba los restos de leche de la cara o me quitaba las gotas de leche que caían de los pezones. Guardé un pañuelo en cada rincón de la casa y así los tenía a mano en cualquier sitio.

Después me enteré de que aquellas gasas, en tamaño extra-grande, eran las muselinas. ¡Y yo que protegía el capazo del sol con una de mis pashminas blanca! Me hice con una de algodón y de estrellitas grises de Aden+Anais que compré en lesemmes.com y desde entonces le he encontrado mil usos.

muselinas

Me encantan porque cuanto más las lavas, más suaves son, no pesan y se pueden llevar a cualquier lado. Son de fibra de algodón, muy finas y cómodas. Estos son los usos que yo he recopilado, ¿hay algo para lo que no se usen?

  • Para cubrirse cuando se está dando el pecho
  • Para enrollar al bebé recién nacido en un arrullo y que se sienta seguro y cómodo
  • Como sábana en verano (tanto en la cuna como en la silla o capazo)
  • Como manta de juegos en la calle o para sentarnos a jugar en el césped
  • Como sábana bajera cuando vamos de viaje (el bebé siente el olor familiar y no extraña la cuna)
  • Para cubrir la silla cuando el bebé duerma y para que tenga más intimidad
  • Para limpiarle en alguna ocasión las babas o lo que haga falta
  • Para cubrirle en el coche en verano cuando llevamos el aire acondicionado encendido
  • Como cambiador cuando salimos de casa
  • Para dar sombra al carrito del bebé (funcionan mejor que la sombrilla, siempre y cuando se deje un hueco para que corra el aire)
  • Como toalla en la piscina o en la playa

Y si las muselinas de algodón son increíbles, aún lo son más las de fibra de bambú. Acabo de descubrirlas y son igual de ligeras pero mucho más suaves.

Siguen siendo de fibras naturales, y esto no es una tontería. Se aconseja que los bebés, -y todo el mundo en general, pero sobre todo en el caso de recién nacidos- se cubran con tejidos de este tipo y no sintéticos, porque son más cómodos, transpirables y resistentes. Puesto que no contienen elementos químicos no irritan las pieles más delicadas. Y si el algodón es orgánico, aún mejor, como se explica en este artículo de Le Petit Baobab. Por cierto que también hay sábanas de cuna, sacos de algodón, baberos, dous dous y arrullos del tejido de las muselinas (y sus estampados) Las sábanas tienen muy buena pinta, aunque son más caras que las habituales (en la imagen inferior, las de adenandanais.co.uk).

aden+anais sabanas

¿Me he dejado algún uso de las muselinas?

Anuncios

51 pensamientos en “Los cien usos de las muselinas

  1. yo tenía un arrullo arrullo, de tela de toalla por un lado y por otro una tela cuqui. Y como nació en verano era demasiado, pero no llegué a comprar muselina (mandé un día a mi madre a comprar y no supo encontrar…) pero hace poco me tocó en un sorteo un pack, y son geniales para el verano, supongo que de recién nacida la hubiera aprovechado más, pero son muy útiles y un buen regalo!

    • Yo le descubrí un poco tarde, y pienso como tú, que de recién nacido la hubiera usado mucho más. Pero aún le damos mucho tute. Son un regalo muy bonito y útil, últimamente a todas las embarazadas les regalo una, jeje.

  2. Sí, creo que uno se te ha olvidado! Y mira que era difícil… Como pasmina para las mamás! Las he visto mucho! Con esa moda que hubo hace algún año de llevar pañuelos o bufandas klométricas, las muselinas cogieron también esta función. La verdad es que hay modelos que yo también llevaría! 🙂
    Como bien dices las de bambú son una gozada, aunque en cuanto a diseño para mi gusto son más sencillos. Las muselinas de algodón orgánico también son una muy buena opción, aunque también son un poco más caras y hay menos modelos. Pero en cuanto a diseño son muy bonitas. La verdad que es uno de los productos estrellas de les emmés (gracias por la mención a la tienda, por cierto). 🙂 Un beso!

    • Es verdad, como pashmina! Jaja, lo apunto, porque yo también la he usado como pañuelo para el cuello en alguna ocasión. Y hasta como almohada en el coche 😉
      Las de bambú han sido un descubrimiento, y como dices, el algodón orgánico es muy buena opción.

  3. Cuando nació mi peque compré dos grandes y varias en tamaño pequeño. Las usé muchísimo!! Ya con 29 meses, las grandes las uso como una sábana y las pequeñas han quedado exclusivamente para sonarle los moquitos, ya que es lo único que no le irrita la nariz.

    • Los pañitos de gasa son muy muy útiles, yo también los usaba para los mocos pero ahora los he prestado. Me encantaba usarlos con el pecho, creo que me los volvería a comprar. ¡Muchísimas gracias por dejarme un comentario!

  4. Yo tengo tres y siempre llevo una en el carro porque sirve para muchísimas cosas como bien has enumerado! Y también tengo una en el sofá porque Niño la usa para taparse cuando se tumba a ver la tele, le encanta!
    El verano pasado como Niña nació en Mayo tenía una en cada coche para tapar el grupo 0 para que no le diese el sol a la nena y también para que no le diese el aire acondicionado directo.
    Van genial!

  5. Yo tampoco sabía muy bien cuáles eran sus usos, y no he tenido ninguna…Para lo de limpiar la leche del bebé siempre tenían en varias zonas de la casa una toalla de baño pequeñitas… pero para cubrirse para dar el pecho no lo había pensado, qué buena idea!!! Para los demás usos, siempre utilicé toquillas,jeje

  6. aqui se llaman tutos y son de diferentes texturas, desde hilo hasta algodon pima o algodon grueso para invierno…y las usan para atar el chupete de los niños, y se lo ponen a los niños en la cara cuando se duermen de bebes (yo no lo hice nunca, y me sigue dando nervio verlos con algo en la cara para dormir!!!)….y eso los acostumbra después a dormir con este tuto como si fuera un muñeco.
    Yo las usaba para dejar a las bebes en el sofa, para ponermelo en el hombro al sacarles los gases, para tapar el cochecito…y como manta!

    • Anda qué bueno lo de tuto. ¡Y lo de ponerle algo en la cara para que se duerma! A mí también me impresiona pensarlo, serán costumbres. Como que aquí se les ponga un muñeco en la cabecita o pegando al borde de la cuna para que sientan un tope y se vean mas seguros. Qué cosas. ¡Un beso!

  7. Alaaaa si que sirve para muchas ocasiones!! Yo no he tenido ninguna, haizea nació en julio y la tapaba con una mantita de punto fina que nos regalaron.

    Sobre usarla como sombrilla leí hace poco que no es recomendable porque no tienen filtros contra los rayos uva… Pero supongo que si es para poco rato no pasa nada.
    Saludos!!!!

    • Sí, claro, no tienen filtros, pero como ninguna tela, ¿no? Para tapar la cara del bebé, mejor usar la capota, pero para quitarle lo peor del sol durante un rato en las piernas o el resto del cuerpo, vienen bien. Yo es que me volvía loca con la sombrilla, la acabe odiando y no la usé mucho 🙂

  8. Me encantan las muselinas! Tengo dos de Edén Anais y he regalado a embarazadas; también use las pequeñas como tu,repartidas por toda la casa cuando era más bebe la peque y que útiles son! Las grandes las uso hasta yo a veces para taparme y luego la tapo a ella para que tenga mi olor jeje
    Besos

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s